| 4/6/2009 12:00:00 AM

Economía mexicana blindada con crédito de FMI: Calderon

MEXICO — Una línea de crédito por US$47.000 millones solicitada el Fondo Monetario Internacional (FMI), dota a México de "un verdadero blindaje financiero" para enfrentar los efectos de la crisis internacional, aseguró el lunes el presidente Felipe Calderón.

El mandatario dijo que el apoyo exterior y las medidas internas de estímulo fiscal comienzan a traducirse en la estabilidad del tipo de cambio, que en las últimas semanas había registrado su peor depreciación en más de una década.

"Este blindaje financiero que logramos la semana pasada es un reconocimiento al buen manejo de la economía mexicana y de sus finanzas, y refuerza la confianza y la certidumbre de inversionistas nacionales y extranjeros sobre nuestro país", señaló Calderón durante la entrega de premios de calidad.

México anunció la semana pasada la solicitud de la línea de crédito al FMI, aunque aclaró que no planea utilizarla y sólo la mantendrá abierta en caso de que la crisis financiera se agrave.

Autoridades monetarias y financieras han asegurado que ahora el país cuenta con suficientes recursos para mitigar los efectos de la crisis.

Además del crédito del FMI, el país cuenta con US$30.000 millones de un mecanismo de intercambio de divisas —una línea swap— con la Reserva Federal de Estados Unidos, además de cerca de US$80.000 millones en reservas internacionales.

El banco central mexicano anunció el viernes que activará la línea swap, por un monto inicial de hasta US$4.000 millones de dólares, para apoyar a empresas que tengan problemas para obtener financiamiento en medio de la crisis internacional.

Calderón dijo que su gobierno "seguirá haciendo uso de todos los instrumentos de política económica a su alcance para que nuestro país supere la adversidad lo antes posible".

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?