| 11/23/2010 11:20:00 AM

Economía de E.U crece un poco más rápido de lo anticipado

La economía en Estados Unidos creció en el tercer trimestre un poco más rápido de lo que se pensaba, gracias a un fuerte gasto de los consumidores y una mejora de las ventas de mercancías al exterior.

Washington.- El Departamento de Comercio informó el martes que la economía se expandió a una tasa del 2,5% anual entre julio y septiembre. La cifra fue superior al ritmo del 2% estimado inicialmente el mes pasado.

El repunte se produce después que la economía se desaceleró bruscamente en el segundo trimestre, cuando avanzó a un paso anémico de apenas 1,7%. Sin embargo, la economía tendría que crecer al menos dos veces más rápido que en el tercer trimestre para abatir la alta tasa de desempleo, actualmente de 9,6%.

Por eso, la Reserva Federal intervino recientemente en los mercados con una segunda ronda de estímulos, al anunciar el 3 de noviembre que comprará US$600.000 millones en bonos del gobierno.

Esa iniciativa busca lograr que los estadounidenses gasten más al abaratar el crédito al consumidor y dar aliento el mercado bursátil. Sin embargo, nadie —ni siquiera el presidente de la Fed, Ben Bernanke— cree que el programa pueda impulsar un crecimiento tan robusto como para hacer mella en la tasa de desempleo.

En el tercer trimestre, los consumidores aumentaron su gasto a un ritmo del 2,8%, su mayor suba en casi cuatro años. La lectura fue mayor que el ritmo de 2,6% estimado inicialmente.

Incluso con la mejora, los estadounidenses deberán gastar más para tener un impacto significativo en el mercado laboral. Eso ocurre porque el gasto del consumidor representa aproximadamente el 70% de la economía y es el factor más grande de la actividad económica.

Las exportaciones estadounidenses crecieron a un ritmo del 6,3% en el tercer trimestre, otro factor que contribuyó al repunte en el período. Esa cifra se compara con una tasa de crecimiento del 5% estimado inicialmente.

Un dólar más barato está ayudando a las ventas al exterior. La caída de la moneda hace que los bienes estadounidenses se abaraten en otros mercados y por lo tanto sean más atractivos para los compradores extranjeros.

El mercado de la vivienda, que arrastró a Estados Unidos a la llamada Gran Recesión, sigue siendo un lastre en la economía. Los constructores redujeron los gastos en proyectos de vivienda a un ritmo de casi el 28%.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?