| 8/28/2012 1:00:00 PM

Economía española más débil de lo previsto

La economía española se ha comportado peor de lo previsto en la primera mitad de este año ante la extrema debilidad de la demanda doméstica que no pudo ser neutralizada por el sector exterior, según datos divulgados el martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Madrid. El Producto Interno Bruto (PIB) cayó un 0,4 por ciento intertrimestral en el segundo trimestre comparado con una contracción del -0,3 por ciento en el trimestre anterior.

En términos interanuales, la economía cayó un 1,3 por ciento entre los meses de abril y junio de este año, una tasa superior al -1,0 por ciento anunciado preliminarmente por el INE, y comparado con una contracción revisada del -0,6 por ciento en el trimestre anterior (-0,4 por ciento anunciado originalmente).

Además, el INE revisó los datos intertrimestrales del 2010 lo que ha llevado a que la segunda recesión económica que sufre el país en tres años se iniciara en el cuarto trimestre del 2011 en lugar de en el primer trimestre de este año.

Esto se debió a que la economía se contrajo intertrimestralmente un -0,03 por ciento en el tercer trimestre del 2011, frente a un ligero crecimiento anunciado originalmente.

"La recesión de la economía española se adelanta en el tiempo y ya son cuatro trimestres de caída, con un deterioro muy fuerte de la demanda doméstica, lo que significa una caída de la inversión y de las perspectivas de inversión y de la construcción muy fuertes", dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup en Madrid.

"Las exportaciones se mantienen pero no tenemos un sector exportador tan potente como para compensar la debilidad de la demanda interna", añadió Martínez.

Según Martínez, a la vista de estos datos no se puede descartar que la economía española registre una contracción del 2,0 por ciento este año y de un porcentaje similar en el 2013.

EXTREMA DEBILIDAD DEMANDA NACIONAL
Según los datos divulgados por el INE, el principal responsable de la negativa evolución de la economía del país es la demanda nacional cuya contribución al crecimiento fue siete décimas más negativa que en el trimestre anterior, situándose en -3,9 puntos.

Por su parte, la demanda externa mantuvo su aportación al PIB trimestral en la misma cuantía que el trimestre pasado (2,6 puntos).

En cuanto al empleo, éste desciende a un ritmo interanual del 4,6 por ciento, un punto más que en el primer trimestre del 2012, lo que supone una reducción neta de 801.000 puestos de trabajo a tiempo completo en un año.

Las horas efectivamente trabajadas se contraen a una tasa interanual del 3,7 por ciento

Reuters

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?