| 6/26/2008 12:00:00 AM

Economía de EEUU podría quitar brillo a peso mexicano

México DF.- El peso mexicano está cotizando cerca de sus niveles máximos de cinco años por las atractivas tasas de interés locales, pero la doble amenaza de una mayor desaceleración o de peores presiones inflacionarias en Estados Unidos, podría revertir su curso en los próximos meses.

El peso, auxiliado en meses recientes por el creciente diferencial entre las tasas de interés de México y las de Estados Unidos, podría perder hasta un 4 por ciento hacia el final del año, al caer la demanda de artículos mexicanos desde Estados Unidos, según economistas. "El mayor conductor del peso hacia finales del año será la economía de Estados Unidos, porque una economía más débil se traducirá en un mayor riesgo para la economía mexicana," dijo David Beker, jefe de deuda y monedas para América Latina de Merrill Lynch en Nueva York.

México, que envía un 80 por ciento de sus exportaciones a Estados Unidos, ha esquivado de alguna manera el retroceso que ha afectado a su vecino, gracias en parte al robusto consumo interno, pero los analistas aseguran que las cifras de las próximas semanas podrían mostrar a una economía tambaleante.

"El crecimiento del segundo trimestre probablemente va a ser el más débil y vamos a tener que observar estas cifras con mucho cuidado cuando se difundan," dijo Clyde Wardle, analista para mercados emergentes del banco HSBC en Nueva York. Los analistas creen que la economía mexicana podría crecer cerca de un 2.6 por ciento en l 2008, desde el 3.2 por ciento del año pasado.

Beker de Merrill Lynch cree que el peso se depreciará hasta los 10.80 pesos por dólar a fin de año, una pérdida cercana al 4.7 por ciento desde los 10.29 pesos en los que cotizó el miércoles, debido a la sombría economía estadounidense.Pese a preocupaciones sobre el efecto en México de la desaceleración de la economía en Estados Unidos, el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, dijo el miércoles que la expansión de este año podría ser mayor de lo esperado.

El banco central mexicano, en tanto, elevó el viernes su tasa de interés de referencia en 25 puntos básicos a 7.75 por ciento, el primer aumento en ocho meses, preocupado por las presiones inflacionarias y la desaceleración de la economía. Eso amplió el diferencial entre la tasa referencial de Estados Unidos y la de México a 5.75 puntos porcentuales, lo que da más atractivo a los valores denominados en pesos sobre los del Tesoro estadounidense.

FED VIGILA INFLACION
Pero los beneficios del peso probablemente serán limitados porque las preocupaciones en Estados Unidos en torno a la inflación están creciendo, según expertos. La Reserva Federal mantuvo el miércoles intactas las tasas de interés, como se esperaba, pero mostró una mayor preocupación por la inflación.

Un aumento gradual en los precios globales del crudo mantiene a los participantes del mercado especulando sobre si la Fed elevará la tasa de interés en agosto. Luis Flores, economista de la casa de bolsa Ixe en la capital mexicana, cree que México no va a comenzar un ciclo alcista en las tasas, pero dijo que una vez que Estados Unidos comience a endurecer las condiciones crediticias, también iniciará un ciclo de aumentos que podrían amenazar el atractivo del peso.

"La probabilidad de un aumento en la tasa de interés desde ahora y hasta finales del año es mayor en Estados Unidos que en México," dijo Flores.

No obstante, indicó que si los participantes del mercado creen que la Fed no está al borde de aumentar las tasas, el peso podría incluso tener una apreciación de corto plazo hacia los 10 pesos por dólar.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?