| 6/5/2012 11:00:00 AM

Economía chilena creció un 4,8% en abril, bajo lo esperado

La actividad económica creció en Chile un 4,8 % el pasado abril respecto del mismo mes del año pasado, informó hoy el Banco Central.


La cifra se situó levemente por debajo de lo esperado por el mercado y los expertos, cuyos pronósticos se situaban en torno al 4,9 %, inferior, en todo caso, al 5,2 interanual anotado en marzo.

En el resultado de abril, según el informe del instituto emisor, incidieron principalmente los resultados del comercio y otros servicios, en un mes que tuvo igual cantidad de días laborales que en 2011.

La serie desestacionalizada, en tanto, aumentó en abril un 0,5 por ciento respecto del mes anterior y un 5,1 % en comparación con igual mes del año pasado, mientras la serie de tendencia ciclo registró un incremento anual del 5,8 %, precisó el informe.

Las cifras corresponden al Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec), que representa cerca del 91 % de los bienes y servicios incluidos en el producto interior bruto (PIB).

El año pasado, el PIB de Chile creció un 6,0 por ciento y el pasado abril el Banco Central corrigió al alza su proyección de crecimiento para este año, desde un rango de entre un 3,75 % y un 4,75 % a uno de entre un 4,0 % y un 5,0 %.

Esta revisión se produjo tras constatar una desaceleración menor a la prevista y una demanda interna que se mantiene sólida, según el último Informe de Política Monetaria (Ipom), en el que no obstante, el emisor advirtió sobre presiones inflacionarias y aumentó su previsión para este año, desde un 2,7 % a una tasa en torno al 3,5%.

Tras una revisión de las cifras del primer trimestre, el Banco Central rebajó la variación del Imacec de enero desde el 5,5 % al 5,3 %; subió la de febrero desde el 6,1 % al 6,6 % y recortó la de marzo desde el 5,2 % al 5,0 %.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?