| 4/12/2010 2:00:00 PM

Economía chilena se contrajo 1,2 % en marzo

La economía chilena se habría contraído un 1,2 % en marzo, luego del terremoto y tsunamis que azotaron al país, mientras que las expectativas de inflación subieron a un 0,7 % para abril, según mostró el lunes la última encuesta del Banco Central entre analistas.

Santiago  - Los especialistas estimaron además que la Tasa de Política Monetaria (TPM) se mantendrá en su mínimo del 0,5 % en la reunión de abril del Banco Central, aunque la ven en un nivel del 1,25 % para septiembre y del 2,5 % a fines del año.

El presidente del Banco Central, José De Gregorio, dijo la semana pasada a Reuters Insider que la TPM será "estimulativa" en los próximos trimestres por el proceso de reconstrucción, pero aseguró que no necesariamente se mantendría en su actual nivel, ya que la economía se está recuperando.

"Es razonable (la contracción del Imacec) en marzo (...) pero hay que destacar que podríamos tener sorpresas por los problemas que tendría el Central con la recolección de datos luego de terremoto (...) podrían haber sorpresas en la cifra", dijo Rodrigo Aravena, jefe economista de Banchile Inversiones.

"Es una cifra muy muy mala, más que todo si se calcula la cifra desestacionalizada. Podría ser la mayor caída desde la crisis financiera global", agregó.

Pese al impacto en la economía, la encuesta del Banco Central estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá un 3,0 % en el segundo trimestre y un 4,5 % en todo el 2010. La inflación alcanzaría a un 3,7 %, según los analistas, en línea con lo esperado por el Banco Central.

Para este año, el Banco Central ha pronosticado una expansión del PIB de entre un 4,25 y 5,25 %.

Sin los efectos del terremoto, la economía chilena habría crecido cerca de un 6 % en el 2010, dijo De Gregorio la semana pasada.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?