| 11/27/2011 8:00:00 AM

Economía británica podría necesitar más estímulo

La última inyección de 75.000 millones de libras (116.130 millones de dólares) a la economía británica era el monto mínimo requerido y es posible que sea necesario aumentarlo, dijo el consejero del banco central Paul Fisher, de acuerdo a un reporte publicado el domingo.



"Yo todavía creo que podríamos necesitar incrementarlo", afirmó en una entrevista al diario Sunday Times.

El BoE (por sus siglas en inglés) reinició en octubre su programa de medidas cuantitativas con un plan de comprar bonos públicos por valor de 75.000 millones de libras en los próximos cuatro meses a fin de apuntalar la economía de Gran Bretaña.

El banco central redujo marcadamente sus expectativas de crecimiento e inflación para 2012 en sus últimas proyecciones dadas a conocer este mes, en una señal de que podría expandir su programa de compra de activos de 275.000 millones de libras.

La mayoría de los economistas espera que el BoE inyecte unos 50.000 millones de libras más a la economía cuando finalice el actual programa de compras en febrero.

Fisher dijo que había respaldado la decisión de octubre de reanudar las medidas cuantitativas debido a su preocupación por el estado de la economía del país desde una marcada desaceleración vista a fines de 2010.

"Intenté dejarlo sobre la mesa durante el año porque estaba consciente del panorama de deterioro", comentó.

"Para mí es algo que tiene que ver con el momento preciso. Voté a favor de las 75.000 millones de libras porque estaba absolutamente seguro de que era el monto mínimo que necesitábamos", explicó.

Por ahora las autoridades del Banco de Inglaterra no ven razones para aumentar el estímulo monetario antes de febrero, de acuerdo a las minutas reveladas tras su reunión sobre tasas del 9 y 10 de noviembre, pese a la creciente posibilidad de que el panorama empeore por la crisis de deuda de la zona euro.

Pero respecto al futuro, las minutas indican que los consejeros estaban divididos sobre la necesidad de mayores estímulos cuando termine su programa de compra de activos para el momento en que vuelvan a reunirse en febrero.

Martin Weale, otro consejero del BoE, dijo esta semana que estaba de acuerdo con nuevas medidas cuantitativas en febrero, a menos que la economía británica mejore.

En tanto, Fisher dijo que veía un límite en el monto potencial del programa de compra de activos.

"Estamos comprando a la tasa adecuada que el mercado puede proveer", señaló. "Supongamos que nos vamos al extremo y duplicamos el monto a 400.000 millones de libras. Si hiciéramos eso y de todas maneras no funcionara, creo que querríamos detenernos e intentar otra cosa", asevero.

Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?