| 8/30/2010 1:00:00 PM

Economía brasileña se desaceleró

La economía brasileña, que alcanzó una expansión récord en el primer trimestre del año, se desaceleró en el segundo, en el que registró un crecimiento de entre el 0,5% y el 1%, según proyecciones divulgadas hoy por el ministro de Hacienda, Guido Mantega.

Sao Paulo.- El ministro afirmó en un seminario económico en Sao Paulo que, pese a esa desaceleración en la comparación con el primer trimestre, el Gobierno mantiene su previsión de que el Producto Interior Bruto (PIB) de Brasil crezca entre un 6,5% y un 7% este año.

"Estará más cerca del 7%", dijo Mantega, quien también mantuvo su previsión de que la economía se expandirá a un promedio del 5,8% entre 2011 y 2014.

"Creo que el próximo año el crecimiento del PIB se ubicará cerca del 5,5% y para los próximos cuatro años la previsión es del 5,8%. El país alcanzó un nuevo nivel de crecimiento", afirmó.

Mantega admitió que los datos del segundo trimestre, que serán divulgados el próximo viernes, mostrarán "un crecimiento del PIB muy inferior al del primero".

La economía brasileña creció un 9% en el primer trimestre del año en comparación con los tres primeros meses de 2009, su mayor expansión para el período en los últimos 16 años, y un 2,7% más que en el último trimestre del año pasado.

El ritmo del primer trimestre permitía proyectar un crecimiento anual del 11%, pero el propio Gobierno admitió en la época que habría una desaceleración en el segundo trimestre.

Según Mantega, para garantizar el fuerte crecimiento previsto para los próximos cuatro años el Gobierno que asuma el 1 de enero de 2011 tendrá que mantener las altas inversiones actuales.

Aseguró, sin embargo, que el ciclo de crecimiento está garantizado porque la inflación y los gastos públicos están bajo control y agregó que, pese al aumento del déficit fiscal en los últimos meses, el Gobierno está en condiciones de reducirlo a cero en el futuro.

Según Mantega, la prueba de que la economía brasileña entró en un nuevo ciclo de crecimiento sin amenazas es que está funcionando con "plena normalidad" a poco más de un mes de las elecciones presidenciales del 3 de octubre.

"El período electoral, por lo general, se caracteriza por la inseguridad, la incertidumbre y los temores, pero hoy tenemos un clima de absoluta tranquilidad", dijo.

El Ministerio de Hacienda había divulgado dos semanas atrás un informe en el que ya preveía un crecimiento del 6,5% para este año y del 5,8% en promedio hasta 2014.

La proyección del Ministerio de Hacienda para este año está por debajo de la esperada por el Banco Central (7,3%) y de la calculada por los economistas de los bancos privados consultados la semana pasada por el emisor, que es del 7,10%.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?