| 3/11/2010 1:20:00 PM

Economía brasileña se contrae 0,2% en 2009

La economía brasileña registró un crecimiento negativo de 0,2% en 2009, el peor resultado desde 2001, en un reflejo del impacto que tuvo la crisis global en el gigante suramericano, informó el jueves el organismo oficial de estadísticas.

Brasilia.- Según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (Ibge), el producto interno bruto creció 2% en el cuarto trimestre del año pasado, un nivel que resultó insuficiente para revertir la tendencia negativa que traía desde fines de 2008, cuando la crisis tuvo su mayor impacto en la economía mundial.

No obstante, el ministro de Economía, Guido Mantega, dijo que el resultado refleja el impulso que tomó la economía desde el segundo semestre de 2009, y deja al país en una posición firme para crecer entre 5% y 6% en 2010. "La economía brasileña comienza 2010 recibiendo impulso positivo de 2009 y tiene todas las condiciones para un creciminto encima de 5% en 2010", declaró Mantega a periodistas.

Pese a que la cifra para 2009 fue negativa, Mantega destacó que "estuvimos al frente de las grandes economías del mundo, que tuvieron índices fuertemente negativos".

Los sectores de industria y agricultura fueron los que más sufrieron a lo largo del año, aunque en el último trimestre del año pasado, la industria registró un repunte de 4%.

Al respecto, Mantega destacó que la industria, el consumo de las familias y la inversión despuntaron en el último trimestre del año pasado y se proyectan como los grandes impulsores económicos para el año en curso.

Precisó que este año, la industria debe crecer 5%, el consumo de las familias lo hará en entre 7% y 7,5%, y la inversión deberá tener una expansión de 16% a 17%.

El PIB brasileño había cerrado 2008 con un crecimiento de 5,1%, pese al declive que registró en el último trimestre de ese año.

Las cifras negativas continuaron en el primer trimestre de 2009, cuando el PIB tuvo un crecimiento negativo de 0,9%. En los períodos siguientes, la economía retomó la expansión pero fue insuficiente para cerrar el año con cifras positivas.

Aún así, el ministro de Hacienda consideró que con la recuperación en el segundo semestre del año pasado el país logró aumentar la recaudación tributaria, con lo cual el país tendrá en 2010 un superávit primario de 3,3% y un déficit nominal de 2%, que calificó como uno de los más bajos del mundo.

Mantega descartó temores de que el aumento en el consumo de las familias pueda provocar un aumento de precios, y aseguró que Brasil tendrá "un crecimiento sustentable sin presiones inflacionarias".

Precisó que el crecimiento de la industria podrá absorber un incremento de la demanda sin provocar inflación, y que en caso de un aumento de precios, el país puede recurrir a importaciones baratas o medidas del Banco Central para eliminar el exceso de liquidez en el mercado.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?