| 8/22/2006 12:00:00 AM

Economía de Brasil sería demasiado fuerte para recibir preferencias de EE.UU.

La eventual exclusión de Brasil se produciría en la renovación por el congreso en Washington de la ley llamada Sistema Generalizado de Preferencias (GPS), que expira el 31 de diciembre, e incluiría a otros países como India y Argentina, según dijo en julio el senador Charles Grassley, presidente del Comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos.

Rio de Janeiro.- La economía de Brasil estaría demasiado fuerte como para seguir calificando para recibir preferencias comerciales arancelarias de Estados Unidos, afirmó el martes el embajador estadounidense, Clifford Sobel.

"Hay países como Brasil e India, grandes receptores de estas preferencias, que son países muy distintos ahora de lo que eran hace 20 años", dijo Sobel al hablar en la Cámara de Comercio Americana.

Agregó que el programa de las preferencias arancelarias fue creado para ayudar a las nuevas democracias a aumentar su comercio y que actualmente el congreso en Washington cuestiona si Brasil precisa o no de esa ayuda.

Sobel, sin embargo, destacó que la revisión sobre las preferencias no era una represalia contra Brasil.

"Incluso la política original estaba prevista sólo para cierta cantidad de preferencias y a muchos países, incluyendo Brasil, con el paso de los años, le ha ido tan bien en sus exportaciones que han sobrepasado su cupo original", agregó el embajador.

El canciller, Celso Amorím, ha dicho que Brasil percibe como una "presión ineficaz" "injusta" y "contraproducente" la eventual exclusión de su país de los beneficiarios de las preferencias.

Grassley ha dicho que Brasil e India han sido "grandes obstáculos" en las negociaciones de la Organización Internacional de Comercio (OMC), cuyos diálogos colapsaron en julio en Ginebra en su intento de liberalizar el comercio mundial, particularmente el agrícola.

Por su parte, la Representante de Comercio de Estados Unidos, Susan Schwab, dijo este mes que el gobierno de Estados Unidos quiere determinar si ciertos países, que no mencionó, deberían ser excluidos del Sistema.

Así como India y otros países en desarrollo, Brasil es un fuerte opositor en la OMC de los subsidios agrícolas estadounidenses y de la Unión Europea (UE). Brasil es uno de los más de 100 países beneficiarios del Sistema Generalizado de Preferencias, establecido en 1974 y que anualmente coloca en Estados Unidos más de 4.000 productos con aranceles preferenciales.

Estados Unidos importó por 26.700 millones de dólares bajo ese programa el año pasado, 18% más que en el año 2004.

El año pasado, Brasil exportó en total a Estados Unidos por 24.400 millones de dólares, de los cuales 3.600 millones de dólares --desde productos químicos hasta jugo de lima--, o 15%, fueron vendidos al mercado estadounidense por medio del sistema GPS, de acuerdo con el Ministerio de Comercio Exterior brasileño.
 
 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?