| 4/11/2007 12:00:00 AM

Economía de Brasil finalmente empieza a crecer

El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo al difundir sus proyecciones de la economía mundial el miércoles que Brasil crecerá un 4,4% a diciembre, un nivel que mantendrá en 2008, con un 4,2%.

Washington.- Brasil entrará en 2007 en la senda del crecimiento con indicadores mayores del 4,0%, pero es todavía pronto para adelantar si la principal economía latinoamericana sólo está en el nivel alto de un nuevo ciclo de altibajos mostrado en casi tres décadas.

La proyección para 2007 es la mejor desde el 5,7% que alcanzó en 2004 debido mayormente a una fuerte producción y exportación en el sector agroindustrial, debilitamiento de la moneda y bajas en las tasas de interés. Brasil es parte de los llamados "países BRIC" (iniciales que provienen de Brasil, Rusia, India y China), una tesis que promovió en 2003 el banco de inversiones Goldman Sachs en el sentido de que hacia el año 2050 esas naciones habrán superado a la mayoría de los países que son ahora los más ricos del mundo.

Pero, su crecimiento de altibajos no le ha permitido todavía sentar bases firmes para emprender el camino hacia esa potencial meta. En 2003 creció apenas 1,1%, un registro casi parecido al de 2001 de 1,3%, pero mejor que el 0,3% de 1999. Con ese tipo de números que no son inusuales para Brasil, el país sólo creció 2,2% en la década 1998-1999, según el FMI.

Charles Collyns, subdirector de investigaciones del Fondo, hizo notar en una rueda de prensa como actividad preparatorias de la asamblea de gobernadores de este fin de semana, que Brasil estaba mejorando su economía al tiempo que controlaba la inflación. De una inflación del 6,9% en 2005, Brasil pasó a 4,2% al año siguiente. El FMI le proyecta para 2007 una nueva baja a 3,5%, aunque para el 2008 señala que llegaría a 4,1%.

"Estamos ciertamente optimistas de que la economía brasileña continuará mejorando", dijo Collyns. "Se ha beneficiado y continuará haciéndolo de los altos precios de las materias primas".

Indicó que el hecho de que la inflación no haya llegado a niveles bajos en años recientes significó "un mayor espacio para que el Banco Central bajara sustancialmente las tasas de interés", y la respuesta en la economía se estaba viendo ahora. Pero, preguntado por qué Brasil, pese a todos sus esfuerzos, no crecía al ritmo de algunos de sus vecinos, especialmente Argentina, Venezuela o Perú, Collyns dijo que se debería tomar en cuenta en cualquier evaluación los "factores cíclicos y estructurales" del país.

Indicó que las tasas de interés en Brasil seguían todavía altas con relación a sus países vecinos, pero dadas las "mejoras muy importantes" en la política macroeconómica y su conocida posición de disciplina fiscal "no vemos razones para que las tasas de interés sigan altas en el mediano plazo". Dijo que además de las tasas, otros factores también impiden el crecimiento brasileño.

"Brasil tiene un nivel extremadamente alto de gasto público dado su nivel de ingresos", comentó. Indicó que la reforma tributaria que necesita Brasil es igualmente "bastante conocida" y se une a otros temas en el sector financiero como requerimientos muy altos de reservas y necesidad de desarrollar los mercados de capital en el país.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?