| 12/8/2007 12:00:00 AM

Dudas sobre si el Atlantis despegaría el domingo

Las reglas actuales de lanzamiento dan el visto bueno para el despegue aunque sólo tres válvulas estén en buenas condiciones.

Cabo Cañaveral, Florida, USA_  La NASA ha retrasado el despegue del transbordador espacial Atlantis al menos hasta el domingo, y señaló que podría hacer más estrictas las reglas de los lanzamientos, a petición de los astronautas, con el objetivo de corregir los problemas de fiabilidad en las válvulas del tanque de combustible.

El viernes, durante una conferencia de casi seis horas, representantes de la oficina de astronautas de la NASA propusieron que el lanzamiento se realice sólo si las cuatro válvulas de combustible de hidrógeno y los sistemas relacionados funcionan adecuadamente. Las reglas actuales de lanzamiento dan el visto bueno para el despegue aunque sólo tres válvulas estén en buenas condiciones.

Los administradores de la misión dijeron que se reunirían de nuevo el sábado para decidir si aceptan esa propuesta.

"Llegamos en cierta forma a la conclusión de que... tenemos un sistema sospechoso", dijo Wayne Hale, administrador del programa de transbordadores.

Cada tanque de combustible está equipado con cuatro válvulas, que realizan la medición de si el tanque está vacío o lleno de hidrógeno líquido.

Los sensores son una parte del sistema de respaldo que se activaría si hubiera fugas en el tanque durante el ascenso hacia la órbita, y apagan con seguridad los motores, que podrían incendiarse o estallar si siguen operando sin combustible.

Dos de estas válvulas o sensores fallaron misteriosamente después de que el tanque de combustible del Atlantis fue llenado para un intento de lanzamiento previsto para el jueves, lo que obligó a retrasar la misión a la Estación Espacial Internacional. Una tercera válvula funcionó adecuadamente.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?