| 9/1/2008 12:00:00 AM

Dudas seguirán por crisis hipotecas EEUU: Bco. Central argentino

BUENOS AIRES- La incertidumbre financiera internacional continuará mientras no finalice la crisis del mercado hipotecario de Estados Unidos, dijo el lunes el presidente del Banco Central de Argentina, Martín Redrado.

El funcionario disertó en la apertura de un seminario mundial sobre las turbulencias financieras y defendió la política monetaria instrumentada por la entidad local para defender a la economía argentina de la turbulencia global.

"Hasta que el mercado inmobiliario (en Estados Unidos) no llegue a su piso, no veremos una reducción de la volatilidad en los mercados financieros," dijo Redrado ante representantes de bancos centrales mundiales y hombres de negocios.

"Hasta tanto, será imposible recrear la confianza en el sistema financiero global," agregó.

No sólo las economías del primer mundo se vieron afectadas por la crisis sino que el problema de los créditos hipotecarios afectó también a países de economías emergentes, cuyos activos financieros acumulan fuertes pérdidas en los últimos meses.

"El mundo enfrenta una conjunción de eventos económicos negativos como pocas veces se ha visto: crisis financiera, recesión e inflación. Para las economías más desarrolladas es una rareza. Desde una perspectiva emergente, desafortunadamente esta trinidad resulta más familiar," sostuvo Redrado.

Los temores a una recesión en la economía estadounidense llevaron a que los diferentes Gobiernos adoptaran medidas para capear un creciente aumento en la desconfianza inversora.

Argentina, donde se sumó una prolongada crisis con el sector agropecuario que profundizó la incertidumbre, debió adoptar una catarata de medidas para resguardar el valor de la moneda local, el peso, y evitar una masiva fuga de depósitos bancarios.

Redrado recalcó tres ejes: "una política monetaria robusta que garantiza el equilibrio entre oferta y demanda de dinero; un esquema anticíclico de acumulación de reservas para mitigar vulnerabilidades y acotar la volatilidad macroeconómica; y un régimen de tipo de cambio flotante administrado."

En el mismo foro, el vicepresidente del Banco Central Europeo, Lucas Papademos, dijo que las derivaciones de la crisis hipotecaria estadounidense podrían afectar los mercados por un largo tiempo e impactarían en la estabilidad financiera de la zona euro.

Por su parte, el presidente del Grupo de los 30 (G-30), Jacob Frenkel, remarcó la importancia de que cada Gobierno tome resguardos por las crisis para evitar los traumas de la inflación y no quebrar los umbrales de la confianza.

Concluyó parafraseando un refrán: "la confianza viene a pie y se va a caballo, o en la era moderna, viene en escalera mecánica y se va en ascensor."

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?