| 3/17/2008 12:00:00 AM

Dólar, en caída libre pese a medidas de Fed

El dólar tocaba hoy nuevos mínimos frente a las principales monedas, luego de que las medidas lanzadas el fin de semana por la Reserva Federal no lograron calmar los temores sobre los mercados financieros y sobre la salud de la economía estadounidense.

Londres. Un golpeado Bear Stearns va a ser comprado por su rival JP Morgan a apenas dos dólares por acción, muy por debajo del cierre del viernes de 30 dólares por acción, en una señal de que incluso los pesos pesados de Wall Street podrían caer arrastrados por la crisis hipotecaria y el racionamiento del crédito desatado a mediados del año pasado.


La Fed tomó más medidas de emergencia para impulsar la liquidez y detener el contagio de la crisis financiera, recortando la tasa de descuento en 25 puntos básicos el domingo y abriendo la ventanilla de descuento a los grandes bancos de inversión, una herramienta no usada desde la Gran Depresión.


Pero la decisión no logró evitar que el dólar se desplomara hasta un 3 por ciento, por debajo de 96 yenes, su menor nivel desde 1995 y aumentando sus pérdidas en lo que va de este año a un 13 por ciento.

"El dólar está sufriendo por el impacto doble de una desaceleración económica y de una crisis financiera," dijo Teis Knuthsen, analista cambiario de Danske Markets en Copenhague.

 

"Hasta que no veamos una mejora en algunos de estos dos frentes, idealmente en los dos, el dólar se mantendrá bajo más presión," agregó.

El dólar cayó a un mínimo de 95,77 yenes, según datos de Reuters, y marcó su menor nivel en la historia contra el franco suizo al tocar los 0,9637 francos .

 

El euro subió a un máximo de 1,5904 dólares, tras haberse apreciado casi un 4 por ciento en las primeras dos semanas de marzo. Luego cedió parte de su avance y cotizaba a 1,5768 dólares.

La rápida caída del dólar también alimenta especulación sobre una posible intervención coordinada de los principales bancos centrales del mundo para comprar la moneda estadounidense.

 

La última vez que los bancos centrales de Europa, Japón y Estados Unidos intervinieron conjuntamente en el mercado fue en septiembre del 2000, impulsando el euro después de que la moneda europea tocó un mínimo histórico de 0,85 dólares.

Esta vez la acción parece quedarse en la retórica hasta ahora. El ministro de Finanzas de Japón, Fukushiro Nukaga, dijo el lunes que está siguiendo los movimientos de las divisas en cooperación con las autoridades estadounidenses y europeas.

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?