| 2/26/2008 12:00:00 AM

Disminuyó la pobalción inactiva en Colombia. ¿Qué importancia tiene eso?

Para el período octubre a diciembre de 2007, la población económicamente inactiva en el total nacional disminuyó en 3,4% con respecto al cuarto trimestre del año 2006. En las trece áreas metropolitanas más grandes del país se registró una disminución de 1,5%.

La Población Económicamente Inactiva agrupa a todas las personas en edad de trabajar que no participan en la producción de bienes y servicios porque no necesitan, no pueden o no están interesadas en tener actividad remunerada. A este grupo pertenecen los estudiantes, las amas de casa, los pensionados, jubilados, rentistas, inválidos (incapacitados permanentemente para trabajar), y las personas que no les llama la atención o creen que no vale la pena trabajar.

La PEI ha venido aumentando de forma constante desde 2001. Mientras en el último trimestre de 2001 la PEI como proporción de la población en edad de trabajar era de 39,3%, en igual lapso de 2007 fue de 41%. Este comportamiento guarda relación con tendencias como que a la vez que hay más personas estudiando, también otras se salen del mercado laboral y en muchos casos regresan a labores domésticas porque el hogar no necesita un ingreso adicional como en épocas de crisis económica.

El movimiento de la población económicamente inactiva es importante porque la tasa de desempleo se calcula como la división de los desempleados y el total de la población económicamente activa. Por eso, en la medida en que la PEI aumenta, se reduce la población activa y con ello estadísticamente el desempleo debería retroceder.

“La mayor parte de la población inactiva es femenina: para el cuarto trimestre del 2007, 68,0% en el total nacional y 65,6% en las trece áreas”, señala el Dane. La mayor parte de la población inactiva masculina fue estudiantil (54,1% en el total nacional y 52,1% en las trece áreas), mientras que la femenina se dedicó principalmente a oficios del hogar (61,5% en el total nacional y 57,5% en las trece áreas). Esto no parece una mala noticia si se combina con el dato de que para las mujeres del total nacional y de las trece áreas, la razón principal de abandono de trabajo fueron los estudios en un 35,3% para el total nacional y un 29,8% para trece áreas. Hay un mayor interés en capacitarse que posiblemente se refleje en mejores ingresos en el futuro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?