| 5/4/2010 2:00:00 PM

Director del DAS está de acuerdo con el cierre del organismo

La actual policía secreta debe desaparecer para que surja una nueva entidad más pequeña y sometida a mayores controles, ratificó el martes Felipe Muñoz, director de ese cuestionado organismo, acosado por escándalos de espionaje.

Bogotá — El Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), o policía secreta creada a inicios de la década de los 50, ha estado desde inicios del 2009 en el medio de una vorágine de denuncias en torno a interceptaciones telefónicas y seguimientos ilegales a activistas de derechos humanos, periodistas y magistrados.

"Que se cancele la actual estructura del DAS por una nueva entidad más pequeña y con mayores controles", dijo Muñoz, jefe del organismo desde enero del 2009 y quien ha debido lidiar con las denuncias.

El DAS debe "desaparecer como estructura jurídica...y crear una nueva agencia de inteligencia. Como está (la agencia actualmente) debe desaparecer", agregó Muñoz a reporteros en el congreso donde debía comparecer ante legisladores para tratar sobre un proyecto de reforma al DAS.

Dijo que en caso de que el proyecto de ley, presentado en octubre último, sea aprobado se creará una agencia de inteligencia dedicada exclusivamente a esas actividades y no como era hasta fines del 2009 e inicios del 2010: el DAS tenía a su cargo desde el servicio de guardaespaldas para personalidades, la interceptación telefónica legal o con orden judicial hasta la representación en Colombia de Interpol, áreas que ya fueron transferidas a otros despachos de seguridad como la policía.

El DAS también se encarga del servicio migratorio del país.

"Creo que la estructura actual del DAS no es una estructura buena para Colombia", dijo Muñoz.

El Departamento "es una entidad con multiplicidad de funciones, es una entidad que le faltan controles, es una entidad que tiene al mismo tiempo inteligencia y policía judicial y esto no es un problema de personas, quiero ser claro mirando a los ojos a los 5.987 funcionarios del DAS y sus familias: La inmensa mayoría son funcionarios de bien, lo que pasa es que aquí hay un problema estructural de muchos años y estamos asistiendo simplemente al juicio histórico de una entidad que tiene que cambiar de una vez por todas".

El gobierno del presidente Alvaro Uribe, quien ha negado haber ordenado tal espionaje y asegura que fue obra de funcionarios corruptos, anunció a fines del año pasado la "liquidación" del DAS. El nuevo organismo, que aún no tiene un nombre definido, operaría sólo en inteligencia y contrainteligencia y los servicios de control migratorio y con un total de unos 2.000 empleados, según ha explicado Muñoz.

Ha dicho que la nueva agencia incluso tendría otra sede, también por definir.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?