| 4/3/2007 12:00:00 AM

Dinero empieza a marcar diferencias en campañas de EE.UU.

Las enormes sumas recaudadas por un puñado de candidatos comienzan a marcar distancias entre ese grupo y el resto.

Des Moines, Iowa, EE.UU.- La demócrata Hillary Rodham Clinton y el republicano Mitt Romney recaudaron cifras astronómicas en los primeros tres meses del año para sus campañas presidenciales. También están batiendo récords los republicanos Rudy Giuliani y John McCain, y el demócrata John Edwards. Se espera que lo mismo ocurra con Barack Obama.

"Ya podemos eliminar a la mitad de los aspirantes", afirmó Anthony Corrado, especialista en elecciones presidenciales y manejo económico de las campañas del Colby College de Maine. Agregó, no obstante, que "todavía hay mucho tiempo por delante" y estas primeras cifras del año no marcan una tendencia definitiva.

La historia demuestra que quienes toman la delantera tempranamente no necesariamente logran la candidatura de su partido o la presidencia. Pero los éxitos iniciales les permiten afianzarse como candidatos serios, mientras los demás deben esforzarse por recuperar terreno. Una posibilidad es que "se recaude más dinero todavía en los meses venideros", opinó Michael Toner, ex presidente de la Comisión Electoral Federal. Cuesta creer que se pueda recaudar más fondos que en el primer trimestre.

En forma combinada, cinco de los seis candidatos más fuertes recaudaron 90,5 millones de dólares entre el 1ro de enero y el 31 de marzo. Esa suma no incluye lo que consiguió Obama, quien revelará el monto en los próximos días.

Todavía faltan diez meses para las primeras elecciones internas de los partidos y los candidatos apenas comenzaron a recaudar fondos en serio. A juzgar por los primeros informes, es previsible que varios candidatos embolsarán entre 80 y 100 millones de dólares cada uno con miras a los comicios del 2008. Estrategas de ambos partidos pronostican que en total los candidatos invertirán probablemente más de 2.000 millones de dólares.

Las cifras del primer trimestre son exhorbitantes comparadas con las recaudaciones del pasado. En 1995, el republicano Phil Gramm recaudó 8,7 millones de dólares, en tanto que el demócrata Al Gore obtuvo 8,9 millones en 1999. Gramm se retiró de la contienda tempranamente, mientras que Gore obtuvo la postulación demócrata y fue derrotado por George W. Bush en las elecciones presidenciales.

Si bien los que más recaudan no siempre triunfan, Toner dijo que "el disponer de dinero temprano le facilita a uno conseguir más fondos más adelante, y todo candidato prefiere ser el que más recauda de entrada a quedar rezagado".

Entre los demócratas no hubo sorpresas, aunque Obama podría dar una cuando revele lo que lleva recaudado. Clinton es quien más ha embolsado entre los candidatos que revelaron sus sumas, con 26 millones de dólares. Edwards tiene 14 millones, el doble de lo que consiguió en el 2003, cuando también buscó la presidencia.

Entre los republicanos, Romney dio la nota al reportar 23 millones de dólares pese a que figura relegado en las encuestas. Giuliani, que asoma como el favorito, recaudó 15 millones, mientras que McCain, que alguna vez se perfiló como el candidato a vencer, reportó apenas 12,5 millones, mucho menos que lo esperado, indicio de que su campaña podría estar en problemas.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?