| 9/9/2008 12:00:00 AM

Diferenciales emergentes se amplían a mayor nivel en tres años

NUEVA YORK- Los diferenciales de la deuda soberana emergente se ampliaron el martes a su mayor nivel en tres años, mientras que los índices bursátiles latinoamericanos se desplomaron debido a que los inversores se alejaron de los mercados de alto riesgo.

En general, los diferenciales de rendimiento entre los bonos de los mercados emergentes y los títulos comparables del Tesoro estadounidense, un importante indicador de la aversión de los inversores al riesgo, se ampliaron en 15 puntos básicos, a 330 puntos, su mayor nivel desde mediados de junio del 2005.

"Volvimos a la aversión al riesgo generada por el cambio en las condiciones del mercado estadounidense," dijo Enrique Alvarez, jefe de estrategia de deuda soberana para Latinoamérica en IDEAglobal.

"Ayer encontramos cierto piso por la crisis crediticia en Estados Unidos y las dificultades enfrentadas por Fannie y Freddie. Sin embargo, estamos volviendo a ver la crisis crediticia a través del prisma de la recaudación de capital de parte de una serie de entidades financieras, y ese es el talón de Aquiles hoy," dijo.

En tanto, las acciones de Estados Unidos y Latinoamérica se desplomaron debido a los temores en torno a la capacidad del cuarto mayor banco de inversión en Wall Street para recaudar capital.

Las acciones de Lehman Brothers Holdings Inc cayeron fuertemente en más de un 40 por ciento por las preocupaciones acerca de un posible fin en el diálogo sobre una inversión de parte del Korea Development Bank.

En tanto, las acciones en Latinoamérica sintieron el impacto de la caída en Wall Street y los mercados de materias primas.

Los precios de los metales y granos cayeron por los temores en relación al sistema financiero estadounidense, mientras que el precio del barril de petróleo cedió en más de 3 dólares, a 103,26 unidades ante las expectativas de que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo mantengan estables los rangos de producción.

En contraste a las sesiones anteriores, los inversores en activos de mercados emergentes liquidaron sus posiciones el martes.

Los mercados bursátiles latinoamericanos también sintieron el impacto de la caída de Wall Street. El Bovespa de Brasil se desplomó y cerró por debajo de la marca de 50.000 por primera vez desde el 22 de agosto del 2007, mientras que el índice IPC de México perdió 2,3 por ciento, su menor nivel desde el 21 de enero.

Las bolsas de Argentina y Perú también cerraron con pérdidas.

Por su parte, el índice de Morgan Stanley Capital International para los mercados bursátiles emergentes cayó 3,96 por ciento, y el MSCI para acciones latinoamericanas bajó 5,87 por ciento.

En tanto, los créditos más riesgosos, como los de Argentina y Ecuador, fueron más perjudicados por el cambio en la aceptación del riesgo.

Los diferenciales de Ecuador se ampliaron en 63 puntos básicos, a 819 puntos el martes, debido a la presión de los tenedores de bonos tras los comentarios del presidente Rafael Correa el sábado, cuando dijo que su Gobierno detendría los pagos de deuda si la caída en los precios del petróleo generara una crisis económica en en país.

"Volvimos a los ataques retóricos a los tenedores de deuda," dijo Alvarez.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?