| 5/29/2008 12:00:00 AM

Deuda Venezuela sube por recompras;Brasil recibe grado inversión

Nueva York.- Los bonos soberanos de Brasil afirmaron su buen desempeño el jueves, luego de que la agencia Fitch Ratings elevara la calificación de crédito del país a grado de inversión, aumentando así la confianza de los inversores.

Brasil, que el pasado 30 de abril recibió una mejora en la calificación de parte de la agencia Standard & Poor's para llevarlo a grado de inversión, puede ahora aumentar su espectro de posibles inversores que pueden comprar sus acciones, bonos y divisas.

El bono global de Brasil con vencimiento el 2040, considerado el papel emergente de referencia, cayó 0,375 puntos porcentuales y se cotizó a 134,438 con una renta de 5,205 por ciento, debido a la temprana debilidad de la deuda estadounidense.

Brasil necesitaba obtener el grado de inversión de parte de al menos dos de las tres principales agencias de calificación, Standard & Poor's, Fitch y Moody's, para agregar sus bonos soberanos al índice referencial de agregados globales de Lehman Brothers, seguido por aquellos inversores más conservadores.

"Es un reconocimiento de la significativa reducción de vulnerabilidades externas. (Sin embargo) no es el final del camino," dijo Alberto Ramos, economista de Goldman Sachs en Nueva York. "El Gobierno no debería descansar y celebrar, debería intentar lograr incluso más alzas en sus calificaciones," agregó.

Según el índice de JP Morgan para los mercados emergentes, el EMBI+, los diferenciales brasileños se ajustaron en 9 puntos básicos, a 198 puntos, por sobre la deuda del Tesoro estadounidense, alcanzando su nivel más ajustado desde el 6 de mayo, pocos días después de recibir la calificación de S&P. La moneda de Brasil, el real, subió más de 1 por ciento a máximos de nueve años tras el anuncio de Fitch.

En tanto, los bonos venezolanos se afirmaron el jueves tras la noticia de que el país estaría estudiando la recompra de al menos 1.500 millones de dólares en deuda externa pública, una operación que podría reducir la saturación de bonos venezolanos en los mercados globales.

Como resultado de ello, los bonos globales de Venezuela subieron.

El bono global de Venezuela con vencimiento el 2028 avanzó 1,375 puntos en precio y se ofertó en 88,500. El bono global venezolano de referencia con vencimiento el 2027 subió 0,937 puntos en precio y se cotizó a un máximo en un mes de 95,125. El analista de Lehman Brothers Gianfranco Bertozzi dijo que los activos de Venezuela y de su empresa estatal PDVSA "parecen baratos en este ambiente," pero expresó dudas sobre la oportunidad del momento para la operación.

"De hecho estamos algo sorprendidos en leer '1.500 millones de dólares la próxima semana' y en realidad creemos que esto podría ser difícil," escribió Bertozzi en una nota. "Esto todavía necesita de la autorización de la Asamblea Nacional y una recompra de ese tamaño parece ser posible en el transcurso del tiempo, pero no dentro de una semana," agregó. Los diferenciales se estrecharon en el índice EMBI+ en seis puntos básicos a 245 puntos base al caer fuertemente los bonos del Tesoro estadounidense el jueves tras una débil demanda en una subasta de títulos a cinco años y ante las fuertes preocupaciones por la inflación.

"Los bonos el Tesoro tuvieron una pronunciada liquidación ayer y una débil subasta hoy. Eso fue tras el dato de pedidos de bienes duraderos y por una serie de cifras económicas vistas en las últimas semanas que continúan sorprendiendo el ubicarse en la parte fuerte," dijo Siobhan Morden, estratega de deuda latinoamericana y de mercados locales con ABN Amro en Nueva York.

El índice de acciones de mercados emergentes de Morgan Stanley Capital International subió un 0,69 por ciento, mientras que el índice de acciones latinoamericanas MSCI retrocedió un 0,44 por ciento.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.