| 9/25/2008 12:00:00 AM

Deterioro de viviendas y empleo EEUU se acelera

WASHINGTON  - Las órdenes de los costosos productos manufacturados en Estados Unidos se desplomaron en agosto y las ventas de casas nuevas cayeron al mínimo en 17 años, mientras que los nuevos pedidos del seguro por desempleo subieron fuertemente la semana pasada.

Todos estos datos oficiales del jueves mostraron una economía que se debilita rápidamente. El Departamento de Comercio dijo que los nuevos pedidos de bienes duraderos como autos y refrigeradores cayeron 4,5 por ciento, una baja mayor de lo esperado que también fue la más fuerte del año.

Por separado, el departamento dijo que las ventas de nuevas viviendas unifamiliares se contrajeron 11,5 por ciento el mes pasado desde el nivel de julio, a un ritmo anual de 460.000. El precio mediano de venta descendió el 5,5 por ciento a 221.900 dólares, el menor valor en casi cuatro años.

Una corrección inmobiliaria ocupa el centro de los problemas de la economía y los analistas dicen que los precios deberán seguir bajando antes de que los inventarios y los mercados en general se estabilicen.

El miércoles, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijo ante el Congreso que la economía pierde impulso velozmente.

El jefe de la Fed instó a que los legisladores aprueben rápido un paquete de rescate para comprar activos en problemas a las firmas financieras, lo que debería destrabar los mercados del crédito y aliviar los dolores económicos.

"La actividad económica parece haberse desacelerado ampliamente", dijo Bernanke.

El Departamento de Trabajo dijo que las nuevas solicitudes del seguro de desempleo aumentaron en 32.000 la semana pasada a un total desestacionalizado de 493.000, aunque principalmente se debió al impacto de los huracanes Ike y Gustav.

El departamento estimó que alrededor de 50.000 de las solicitudes de la semana pasada fueron causadas por los huracanes, por lo que algunos de esos empleos podrían restablecerse cuando las empresas puedan reiniciar las operaciones.

Los analistas decían que los datos reforzaron la impresión generalizada de que la actividad económica se apaga en el segundo semestre del año, quizá de manera más seria de lo que se creía.

"Los datos de pedidos de bienes duraderos y solicitudes (del seguro) de desempleo que salieron esta mañana ciertamente son flojos, lo que no fue totalmente imprevisto dado el hecho de que la economía probablemente se debilite un poco durante el segundo semestre", dijo Michael Sheldon, estratega de mercados de RDM Financial en Westport, Connecticut.

El economista Cary Leahey de Decision Economics Inc. en Nueva York dijo que la perspectiva de que las órdenes aumenten en el futuro era escasa.

"Desafortunadamente, el ajuste del crédito bancario, de acuerdo con la Reserva Federal, apuntaría a declives en el gasto de capital del 15 al 20 por ciento desde ahora", dijo Leahey.

"Esto (...) ofrecerá munición adicional para aquellos que dicen que se necesita un proyecto de rescate para proteger no sólo a Wall Street, sino a la gente común", agregó.

Sin contar el transporte, los pedidos duraderos de agosto disminuyeron el 3 por ciento luego de aumentar un leve 0,1 por ciento en julio. La caída de las órdenes sin contar transporte fue la mayor desde el comienzo del 2007.

En el mercado laboral, el total de solicitudes del seguro de desempleo de la semana pasada fue el más alto desde el 29 de septiembre del 2001, poco después de los atentados del 11 de septiembre contra Estados Unidos.

Las empresas han reducido sus nóminas todos los meses de este año y se prevé que la desocupación empeore. Muchos economistas dicen que Estados Unidos podría estar ya en una recesión.

El dólar cayó tras los datos de la vivienda pero después recortó las bajas y mostraba pocos cambios respecto de la jornada anterior.

Las acciones llegaron a subir con fuerza por la mañana, por la esperanza de que el Congreso de Estados Unidos esté cerca de aprobar el rescate tras obtener promesas del Gobierno de que incluirá medidas para restringir la remuneración de los ejecutivos de las firmas beneficiadas por el plan.

Los legisladores también quieren que el salvamento financiero establezca que los contribuyentes tendrán participación accionaria en esas compañías.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?