| 5/19/2010 1:40:00 PM

Detectives del DAS desmantelaron fábrica de moneda falsa en Bogotá

Durante el operativo, que tuvo lugar en el barrio Santa Isabel, de la capital del país, los detectives decomisaron US$1’.929.000 y 2’968.650 bolívares fuertes venezolanos falsificados, y detuvieron a dos personas.

Bogotá, - Detectives del Grupo de Investigaciones Anti-Falsificación de Moneda (Giaf) del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), desmantelaron una estructura dedicada a la falsificación de moneda en Bogotá, en la que decomisaron US$1’.929.000 y 2’968.650 bolívares fuertes venezolanos falsificados.

La diligencia judicial, realizada como resultado de labores de inteligencia, tuvo lugar en un inmueble ubicado en el barrio Santa Isabel, donde los detectives encontraron una máquina litográfica, 53 planchas y 72 negativos para la fabricación de bolívares fuertes, así como seis planchas metálicas y 23 negativos para la impresión de dólares, entre otros elementos e insumos utilizados para falsificar billetes.

En el inmueble los detectives encontraron un total de US$1.929.000 falsos, impresos en billetes de 100, listos para distribuir, así como 2.968.650 bolívares fuertes falsos, que estaban fabricados en billetes de 50 y 100. Según los peritos, los billetes de dólares y bolívares fuertes falsos hallados son de alta calidad.

Durante el procedimiento fueron capturadas dos personas, quienes junto con los elementos incautados, fueron dejados a disposición de la Fiscalía 276 de Estructura de Apoyo a Falsificación de Moneda.

En los últimos 17 meses el Grupo de Investigación Anti-Falsificación de Moneda ha incautado 21 millones y medio de dólares falsos (cinco veces más de lo logrado en el año 2008), y más de 4 millones y medio de bolívares fuertes falsos; en operativos desarrollados en Cali, Bogotá, Soacha y Apartadó (Antioquia).

(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?