| 9/16/2009 12:00:00 AM

Desmantelada imprenta ilegal de moneda extranjera en Bogotá

Durante la operación las autoridades incautaron diferentes documentos públicos falsificados y aproximadamente US$845.000 y cerca de 1'300.000 bolívares fuertes falsos. También fueron capturadas tres personas.

Bogotá, -  Detectives del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) desmantelaron en Bogotá dos imprentas ilegales que falsificaban moneda extranjera en dólares y bolívares, así como documentos.

En el taller gráfico situado en el centro bogotano se falsificaban dólares estadounidenses y documentos públicos, mientras que en el otro se imprimían billetes falsos de bolívares fuertes.

Durante el primer operativo, que se desarrolló en la localidad de Kennedy, las autoridades incautaron diversos documentos públicos y planchas litográficas, y capturaron a Vicencio Olarte Pinzón y a Jairo Felipe Duque Díaz.

Dentro de este mismo caso, los detectives practicaron otra diligencia de allanamiento en el barrio Américas Occidental, lugar de residencia de Duque Diaz, y decomisaron planchas, impresiones a color y US$824.000 falsos en denominaciones de US$10 y US$50.

En un segundo operativo, realizado en el barrio San Bernardo, en el centro de Bogotá, fue ubicada una imprenta clandestina en la que se falsificaban bolívares fuertes (nueva moneda venezolana) en diferentes denominaciones y dólares norteamericanos.

Durante el procedimiento fue capturado Luis Francisco Sosa Castillo e incautados cerca de un millón 300 mil bolívares fuertes falsificados, así como aproximadamente US$20.000 americanos falsos.

Igualmente, fueron decomisados elementos utilizados para el proceso de falsificación de moneda extranjera cómo una maquina de impresión litográfica, 33 planchas litográficas, hilos de seguridad y sellos, entre otros.




(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?