| 10/2/2008 12:00:00 AM

Desempleo semanal en Estados Unidos en máximo de siete años por huracanes.

WASHINGTON - El número de trabajadores estadounidenses que solicitaron nuevos subsidios por desempleo aumentó a un récord en siete años debido al impacto de los huracanes Ike y Gustav, dijo el Gobierno en un reporte el jueves.

La cantidad de personas que pidió el beneficio por primera vez aumentó a 497.000 en la semana terminada el 27 de septiembre desde una cifra revisada al alza de 496.000 la semana anterior, según datos del Departamento de Trabajo.

La cifra de las solicitudes iniciales fue la mayor desde las 517.000 vistas en la semana concluida el 29 de septiembre del 2001 y contrastó con las expectativas de Wall Street, de un dato de 475.000.

"Se estima que los efectos del huracán Gustav en Louisiana y los efectos del huracán Ike en Texas agregaron aproximadamente 45.000 solicitudes al total", dijo el Departamento de Trabajo en su reporte semanal.

Los futuros de los índices de la Bolsa de Nueva York extendían sus pérdidas al conocerse el incremento de las peticiones del seguro de desempleo, mientras que los títulos del Tesoro de Estados Unidos ampliaban sus avances.

Los economistas dijeron que el informe mostró que la economía está siendo perturbada por otras fuerzas, aparte de los huracanes.

"Las solicitudes subyacentes reflejan una tendencia al alza en el desempleo", dijo Dana Saporta, economista de Dresdner Kleinwort Securities LLC en Nueva York.

"La tasa de desempleo podría establecerse nuevamente en el 6 por ciento temporalmente debido a que los jóvenes regresan a la escuela tras su búsqueda de empleos del verano (boreal)", dijo Saporta.

Pero "nuestra opinión es que la tasa de desempleo tocará su techo alrededor del 6,7 por ciento el año próximo", agregó.

Steve Goldman, estratega de mercados de Weeden and Co. en Greenwich, Connecticut, coincidió en que "el cuadro económico empeorará", pero dijo que la caída de 9 por ciento que registró la bolsa el mes pasado muestra que los inversores ya descuentan eso.

El promedio en cuatro semanas de las nuevas solicitudes, una lectura mejor de la tendencia subyacente porque suaviza la volatilidad semanal, creció a 474.000 desde 462.500 la semana previa.

Esa también fue la mayor lectura en siete años, desde el 27 de octubre del 2001, cuando se ubicaba en 480.750.

Esa cifra ha crecido constantemente desde que el declive del mercado inmobiliario de Estados Unidos y la tensión resultante en la industria de servicios financieros empezaron a golpear al crecimiento económico y las contrataciones.

En tanto, el número de personas que mantuvo el beneficio tras pedir una primera semana de ayuda tocó un máximo desde septiembre del 2003, al subir a 3,591 millones en la semana al 20 de septiembre, el período más reciente para el cual hay datos disponibles.

Los analistas esperaban un número de 3,55 millones para estas solicitudes continuas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?