| 9/26/2011 2:00:00 PM

Desempleo en Francia cae desde máximo de 11 años

El número de personas desocupadas en Francia cayó levemente en agosto, alejándose del mayor nivel en 11 años que alcanzó en julio, según datos del Ministerio del Trabajo.

El número de personas en búsqueda de empleo registradas en el continente cayó en 2.000 durante agosto, llegando a los 2,75 millones de desempleados. La cifra de agosto bajó en 0,1% en un mes y subió un 2,3% en un año.

En julio, el número de personas que buscaba empleo llegó a su nivel más alto desde febrero del 2000, destacando la fragilidad del mercado laboral francés antes de las elecciones presidenciales de abril próximo.

La caída en agosto fue liderada por una baja en el desempleo juvenil, con el número de personas bajo los 25 años registrados como desocupados bajando en 6.300 en el mes. No obstante, la cifra fue compensada en gran parte por un aumento de 5.100 en la cantidad de personas sobre 50 años en búsqueda de un trabajo.

Antecedido por sus rivales socialistas en los sondeos, el presidente Nicolas Sarkozy ha luchado por convencer a los votantes de que su Gobierno conservador puede bajar de forma significativa el desempleo del país, que se ha mantenido persistentemente elevado.

Según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la tasa de desempleo en Francia continental cayó en el segundo trimestre a 9,1% desde el 9,2% de los tres meses previos, muy cerca de la meta gubernamental de un 9% para fines de año.

La tasa llegó a un elevado nivel durante la crisis financiera en un máximo de 10 años del 9,6 % en el cuarto trimestre del 2009.

El dato de desempleo fue conocido mientras los ministros de trabajo del Grupo de las 20 potencias económicas se reunían en París, donde discutieron el combate al desempleo en un escenario de rápido deterioro de las perspectivas del mercado laboral en varios países.

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?