| 12/1/2010 12:10:00 PM

Desempleados a punto de perder su asistencia en Navidad en E.U

La asistencia ampliada que beneficia a 2 millones de estadounidenses desempleados se acercaba el miércoles a su fin, lo cual implica la inminente interrupción de un ingreso constante y un fin de año sombrío a quienes tienen dificultades para saldar sus deudas.

Washington.- A menos de que el Congreso cambie de parecer, esta ayuda para los desempleados, ampliada a 99 semanas, expirará a finales de diciembre.

Si es el caso, la Navidad será impensable para Wayne Pittman, su esposa y su hijo de nueve años. Pittman, carpintero, de 46 años, es oriundo de Lawrenceville. Al principio de la década, Pittman trabajaba 80 horas a la semana, que gradualmente disminuyeron a 15 y después a cero. Destinará su último cheque por US$297 a cubrir las necesidades de su familia, no a regalos.

"Tengo un hijo chico, es difícil explicarle algunas cosas", expresó Pittman.

La asistencia semanal por desempleo en Estados Unidos alcanza un promedio de US$302,90, aunque la suma varía de acuerdo a los cálculos que hace cada estado.

Debido a programas adicionales estatales y otros factores, es difícil saber con precisión quiénes perderán su asistencia en algún momento determinado.

Sin embargo, el Departamento del Trabajo calcula que si el Congreso no aprueba la prórroga, unas 2 millones de personas quedarán excluidas de la Navidad.

Los legisladores opuestos a prorrogar la asistencia más allá de este diciembre afirman que la responsabilidad fiscal es la prioridad uno.

Los republicanos en la Cámara de Representantes y el Senado, a la par de un número reducido de demócratas conservadores en asuntos fiscales, afirman que están abiertos a una prórroga, pero no si aumenta la deuda nacional, la cual asciende a 13,8 billones (correcto) de dólares.

Incluso si el Congreso aprueba la prórroga, la asistencia en efectivo supone en el mejor de los casos una medida provisional, dijo Carol Hardison, directora ejecutiva del Ministerio de Asistencia en Crisis en Charlotte, Carolina del Norte.

Esta organización ha visto 20.000 nuevos visitantes desde el inicio de la gran recesión en diciembre de 2007.

"Tendremos que tener una nueva conversación con las personas que sufren, sobre los cambios potenciales y drásticos que deberán hacer a fin de que no ingresen en el albergue para personas sin casa", dijo.

Habrá que olvidarse de los regalos de Navidad. Lo que más querrían los llamados 99 (personas a las que se les agotó su asistencia por desempleo) es un trabajo, pero esto sigue siendo justamente lo más difícil de conseguir en lo que constituye la peor economía en generaciones en el país.

Noventa y nueve semanas podrían parecer mucho tiempo para encontrar un empleo. Pero incluso en medio del crecimiento de la economía, los puestos de trabajo que se perdieron durante la gran recesión no se han recuperado.

El sector privado creó 159.000 puestos en octubre, la mitad de los necesarios para reducir la tasa de desempleo de 9,6%, y que la Reserva Federal prevé se ubicará en 9% durante todo 2011.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?