| 10/15/2005 12:00:00 AM

Desde Canadá, 180 agencias de viajes de paseo en Cartagena

Bajo la coordinación de Proexport llegarán con el objetivo trazar estrategias que permitan incentivar el turismo hacia este destino, el cual se ha visto reducido en los últimos años.

Bajo la coordinación de Proexport representantes de 180 agencias de viajes de Canadá llegarán a Cartagena con el objetivo trazar estrategias que permitan incentivar el turismo hacia este destino, el cual se ha visto reducido en los últimos años.



Agentes de empresas como Conquest Vacations, Sears Travel, Flight Centre, Itravel2000, y Caatravel, se reunirán con funcionarios de Proexport en una visita que incluye un reconocimiento de todos los atractivos turísticos de Cartagena y se cerrará con la presentación oficial de destinos a cargo de Luís Guillermo Plata, presidente de la entidad colombiana, y de las autoridades cívicas y turísticas de la ciudad amurallada.



Anualmente, el turismo de Canadá hacia el mundo representa un mercado de US$22 billones al año y se estima que en 2008 alcance los US$25 billones.



Datos de Proexport muestran que entre enero y junio del 2005 llegaron a Colombia 14.793 turistas canadienses, un incremento del 35% con respecto al mismo periodo del año anterior.



Se espera concretar 21 vuelos charter de Toronto a Cartagena entre diciembre de 2005 y mayo de 2006. De concretarse este negocio representaría US$6,3 millones para el sector turístico y, logrando la ampliación del número de vuelos, el monto podría alcanzar los US$11 millones, esto sin contar con los aproximadamente US$120 que gasta diariamente un turista canadiense durante su estadía.



Para Colombia, el turismo canadiense representa el 3% de la industria y está en el noveno puesto, luego de los turistas de EE.UU., Venezuela, Ecuador, España, Perú, México, Argentina y Costa Rica.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?