| 5/6/2009 12:00:00 AM

Descartan arbitraje internacional en sector petrolero en Venezuela

CARACAS  — El diputado Angel Rodríguez, presidente de la Comisión de Energía de la Asamblea Nacional, afirmó el miércoles que las empresas petroleras que serán nacionalizadas luego de la aprobación de una nueva ley del sector de hidrocarburos, no podrán recurrir al arbitraje internacional.

La Asamblea Nacional aprobó en la víspera, en primera discusión, una ley que le reserva al Estado los bienes y servicios conexos de las actividades primarias de hidrocarburos y le da facultades para expropiar las empresas de ese sector. La nueva legislación será sometida a segundo debate el jueves para su aprobación final.

Rodríguez dijo en un comunicado que la referida ley solo permitirá el uso de los tribunales locales para dirimir cualquier conflicto relacionado con las nacionalizaciones petroleras.

"Las compañías que resulten seleccionadas para ser nacionalizadas, tampoco podrán entablar demandas judiciales en el extranjero, porque la norma establece taxativamente que las controversias serán dilucidadas en forma exclusiva y excluyente por los tribunales de la República Bolivariana de Venezuela", indicó el congresista oficialista.

Algunas corporaciones como la petrolera estadounidense Exxon Mobil, la cementera mexicana Cemex y la cementera suiza Holcim Ltd, entablaron procesos judiciales en el exterior contra el gobierno venezolano por las nacionalizaciones de sus filiales locales.

Sobre el futuro de los contratos de servicios que mantienen algunas empresas locales y extranjeras con la corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), el diputado dijo que cuando el gobierno dicte las resoluciones con los bienes y servicios a ser nacionalizados "dichos contratos se extinguirán de pleno derecho".

La nueva regulación prevé que los bienes y servicios de las actividades primarias de hidrocarburos, así como los procesos de inyección de agua, de vapor o de gas en los yacimientos, serán declarados de "interés público y social".

Rodríguez informó que la ley también afectará las actividades que se realizan en el Lago de Maracaibo tales como: transporte de materiales, diesel, agua industrial y otros insumos; reemplazo de tuberías y cables subacuáticos; mantenimiento de buques en talleres, muelles y diques.

El presidente Hugo Chávez anunció el martes, en una cadena de radio y televisión, que PDVSA asumirá de forma progresiva "todo lo que es la inyección de gas, de vapor y de agua en los pozos" como parte del proceso que está impulsando su gobierno para llevar al país hacia el modelo socialista.

Chávez dijo en marzo que su gobierno crearía "empresas sustitutas" en el sector petrolero para eliminar los "intermediarios" privados.

El anuncio del mandatario surgió en medio de algunos problemas de demora en los pagos que ha tenido PDVSA desde el año pasado con contratistas locales y extranjeras, que ha llevado a algunas como las estadounidenses Helmerich y Payne (H&P) y Ensco a suspender operaciones.

H&P, que tiene su sede en Oklahoma, informó en enero, en la presentación de su informe trimestral, que PDVSA le debía casi "US$100 millones ".

Asimismo Ensco dijo en un comunicado que suspendió las operaciones de perforación en Venezuela porque le deben 35 millones de dólares.

La corporación estadounidense Williams Companies Inc. anunció a finales del mes pasado que tendría que asumir un cargo de US$241 millones por sus operaciones en Venezuela, y reclamó a PDVSA el pago de la deuda.

Chávez inició hace dos años un proceso masivo de nacionalizaciones que implicó la toma de las cuatro asociaciones petroleras de la Faja del Orinoco, y algunas empresas de los sectores de telecomunicaciones, cementero, siderúrgico, y bancario.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?