| 7/28/2008 12:00:00 AM

Derrame atasca a unas 200 naves Nueva Orleans, EEUU

Houston, EEUU.- Más de 180 barcos y remolcadores están a la espera del permiso de la Guardia Costera estadounidense para transitar por el río Mississippi, tras el derrame de combustible ocurrido el miércoles en Nueva Orleans, el peor en casi una década, dijo el lunes un portavoz de ese cuerpo.

El portavoz informó que 33 cargueros de calado profundo de salida, 100 de entrada y 49 remolcadores y barcazas estaban esperando la limpieza del derrame o autorización especial para moverse, para un total de 182.

Para el lunes, 23 embarcaciones habían sido autorizadas para transitar a pesar del derrame, y otras 45 se estaban desplazando a un sitio de limpieza de naves en espera del permiso para moverse, afirmó el portavoz.

El río estaba aún cerrado y había en vigencia una zona de seguridad de 98 millas (158 kilómetros) entre Nueva Orleans y el Golfo de México, pero estaba permitiendo moverse a los buques con un criterio de "caso por caso," indicó el portavoz.

El río es una conexión vital para las exportaciones de granos, productos de petróleo, carbón y otras materias primas que proceden del Medio Oeste de Estados Unidos y las importaciones de petróleo para las refinerías estadounidenses.

La Guardia Costera ha dicho que el río permanecerá cerrado durante días y que la limpieza llevará semanas. El lunes no había disponible ninguna estimación nueva de cuándo sería completada la limpieza y las operaciones retornarían a la normalidad.

La Guardia Costera cerró el río luego de que una barcaza colisionó el miércoles con un tanquero y derramó cerca de 420.000 galones (1.590.000 litros) de fueloil en el río en Nueva Orleans.

Se declaró la zona de seguridad para mantener el control de los buques mientras que cuadrillas trabajaban para limpiar el desastre. "Es para proteger a los trabajadores durante la limpieza," explicó el portavoz.

Limitar el tráfico también reduce la agitación y la propagación del derrame, han dicho funcionarios. Para el viernes, la Guardia Costera precisó que se habían recuperado más de 11.000 galones con más de 50 embarcaciones y que 80 miembros de la Guardia Costera recorrían el área con contratistas para minimizar el daño a la vida silvestre, los pantanos y las orillas del río. Los investigadores estaban controlando los registros del remolcador Mel Oliver, que estaba empujando la barcaza en el momento del accidente. La tripulación no poseía las licencias adecuadas, dijeron funcionarios.

Estaban en curso los preparativos para rescatar a la barcaza de American Commercial Lines, que fue partida en dos por el tanquero Tintomara, propiedad de Whitefin Shipping Co de Gilbraltar, señalalron funcionarios. El tanquero sufrió un daño mínimo.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?