| 10/3/2010 10:00:00 AM

Demócratas y republicanos afinan estrategia a un mes de elección

Al lanzar un esfuerzo publicitario final en las últimas semanas de campaña para reducir sus pérdidas en las elecciones legislativas, los demócratas ya casi dan por perdidos al menos tres escaños en el Senado y seis bancas en la Cámara de Representantes.

Washington —  En tanto, los republicanos están envalentonados y acaban de destinar US$1,3 millones a la campaña en Virginia Occidental con la esperanza de llevarse una banca senatorial que hace mucho tiempo se consideraba fuera de su alcance. Fue una nueva movida de la oposición en busca de ampliar el campo de juego en una competencia en que se presenta como la clara favorita.

En la recta final de un mes hasta el voto del 2 de noviembre, los dos partidos se concentran en las campañas en que tienen mejores posibilidades de ganar y a diario reevalúan sus estrategias y cambian el destino de los fondos para publicidad. La situación podría volver a cambiar varias veces hasta el día de los comicios.

Una de las principales fuentes de preocupación para los demócratas son algunos distritos electorales para la cámara baja en el centro-occidente del país. En tanto, sus posibilidades de quitarle alguna banca en el Senado a su rival se han reducido.

El Comité Demócrata de Campañas para el Congreso reservó al menos US$52 millones para anuncios en televisión en más de 60 distritos, casi todos actualmente en poder del oficialismo. El Comité Nacional Republicano de Campaña apartó US$27 millones en avisos en casi 50 distritos.

Sin embargo, la disparidad no es tanta. Los demócratas han mantenido una ventaja de fondos durante largo tiempo, pero los grupos aliados a los republicanos intervinieron durante semanas con anuncios propios en algunas campañas clave.

Los nuevos detalles provienen de documentos electorales que obtuvo The Associated Press y de entrevistas con más de diez dirigentes de campaña de ambos partidos informados de los planes de publicidad, encuestas y estrategias. Todos pidieron no ser identificados porque no tenían autorización para revelar detalles.

La elección es clave para decidir quién controlará el Congreso y qué futuro tendrán las iniciativas del presidente Barack Obama. Al menos 60 escaños de la cámara baja están en disputa real, la mayoría de ellas en poder de los demócratas en la actualidad. Los republicanos necesitan ganar 40 de esas campañas para obtener una mayoría en ese cuerpo.

De las 37 campañas para el Senado, cerca de diez están parejas y los republicanos necesitan llevarse diez.

Nadie duda que el oficialismo perderá escaños en las dos cámaras. La única duda es cuántas.

"El ambiente político es positivo para nosotros", dijo el senador John Cornyn, que preside el trabajo de campaña de los republicanos en la cámara alta. "Creo que tenemos candidatos fuertes y ahora realmente va a ser una cuestión de recursos, de cómo podemos maximizar el uso de recursos limitados".

Su par demócrata, el senador cubano-estadounidense Robert Menéndez, predijo que su partido retendrá la mayoría a pesar del duro panorama, marcado por "muchas subidas y bajadas".

"No creo que la montaña rusa esté lista a nivelarse por lo pronto", agregó.

 

(AP)

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?