| 3/27/2007 12:00:00 AM

Demócratas piden prorrogar programa comercial andino

La mayoría demócrata del Congreso propuso a la administración del presidente George W. Bush ampliar las preferencias comerciales para Bolivia y Ecuador por dos años, informó el martes el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes.

WASHINGTON (AP) _ La propuesta figura en los lineamientos de política comercial elaborados por los demócratas mientras el Congreso y el gobierno negocian tratados de libre comercio (TLC) con Colombia, Perú y Panamá.

Las preferencias comerciales andinas, conocidas como ATPDEA, expiran el 30 de junio para Bolivia y Ecuador, que se han beneficiado de ellas durante 15 años junto con Colombia y Perú. Estos dos últimos están actualmente al margen de esa ampliación debido a que están gestionando más bien la aprobación de sus TLC.

"Por dos años", dijo lacónicamente el congresista Charles Rangel, presidente del comité cameral donde se inician las deliberaciones de los tratados comerciales internacionales en la cámara baja.

La extensión de las preferencias andinas figuran como parte del lineamiento de la política demócrata relacionada con la "expansión de la diplomacia estadounidense y fortalecimiento de la seguridad nacional" a través del comercio internacional.

"Aprobación inmediata de la extensión del programa andino", dice el programa demócrata difundido por Rangel en una rueda de prensa.

El plazo de dos años contrasta con las peticiones hechas en Washington por los cancilleres de Bolivia David Choquehuanca y de Ecuador María Fernanda Espinosa.

Ambos ministros dijeron que a sus gobiernos les agradaría una ampliación por cinco años a fin de impulsar nuevas relaciones comerciales con Estados Unidos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?