| 5/3/2007 12:00:00 AM

Demócratas piden investigar nexos con paramilitares

Las principales críticas a la asistencia brindada a Colombia que en el Legislativo estadounidense formula el bloque demócrata, mayoritario y en la oposición, son la falta de garantías a los derechos humanos y laborales.

Washington.- El presidente colombiano Alvaro Uribe se reunió el jueves con la líder demócrata Nancy Pelosi, para explicar el curso de investigaciones judiciales sobre los vínculos paramilitares con aliados políticos y funcionarios suyos y los resultados de sus programas de protección a sindicalistas.

La reunión era considerada crucial porque los demócratas están renuentes a aprobar un tratado de libre comercio que Estados Unidos negoció con Colombia y que condiciona los desembolsos para el plan Colombia, que esa nación ha financiado parcialmente con más de 4.000 millones de dólares desde el 2000.

Después de reunirse con Uribe, la presidenta la Cámara de Representantes, Pelosi, emitió un comunicado en el que destacó las "crecientes preocupaciones" reinantes en su partido por las nexos "entre fuerzas paramilitares ilegales y un número de funcionarios de alto nivel del gobierno colombiano".

"Es esencial que el gobierno colombiano investigue y enjuicie a esos funcionarios", añadió. Ocho legisladores colombianos de la coalición que apoya a Uribe están presos por supuestamente asociarse con milicias de extrema derecha, a las que se les achacan atroces violaciones a los derechos humanos, así como serias imputaciones de narcotráfico pesan contra sus líderes.

Uribe argumenta que su aversión a esas organizaciones se refleja en el proceso de paz al que los sometió desde el 2003, con lo que se desmovilizaron unos 31.000 combatientes. Los ex comandantes paramilitares están presos a la espera de ser enjuiciados bajo una ley creada para el efecto que les concede penas máximas de ocho años si cumplen con confesar sus crímenes y aportar para reparar el daño que causaron a sus víctimas.

El representante demócrata de California, Sam Farr, resumió en declaraciones a periodistas que para su partido las "cosas más importantes son los programas sociales y la justicia", sin mencionar la guerra a las drogas y las guerrillas o el comercio, trascendentales para los intereses del gobierno colombiano.

Uribe no hizo comentarios a la prensa después de la reunión.

El presidente colombiano inició el miércoles una visita de tres días a Washington con un encuentro en la Casa Blanca con su par George W. Bush; ha sostenido reuniones con empresarios, políticos, diplomáticos en busca de apoyo para el tratado comercial.

Los demócratas se muestran preocupados por el alto número de sindicalistas asesinados en Colombia, que en el 2006 registró 58 casos y más de 800 en los últimos seis años.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?