| 11/19/2010 4:45:00 PM

Delta inicia sus multimillonarias reformas en el aeropuerto JFK de Nueva York

Delta inicia sus multimillonarias reformas en el aeropuerto JFK de Nueva York

Delta Airlines, la segunda mayor aerolínea del mundo, inició hoy las obras para reformar la terminal que utilizará en unos años en el aeropuerto JFK de Nueva York para sus vuelos internacionales, un proyecto que supone una inversión de US$1.200 millones.

La compañía estadounidense celebró una ceremonia en el aeropuerto neoyorquino con la que dio por iniciadas unas obras con las que mejorará y ampliará la terminal 4 del JFK, la que utilizan ahora numerosas compañías extranjeras, y desde donde Delta planea operar todos sus vuelos internacionales a partir de mayo de 2013.

"La nueva infraestructura está diseñada para hacer frente a las necesidades del mercado de la aviación más grande y competitivo del mundo, con importantes beneficios para nuestros clientes, empleados y la ciudad de Nueva York", dijo hoy el consejero delegado de la aerolínea, Richard Anderson, al inaugurar las obras.

Delta opera actualmente sus vuelos nacionales desde la terminal 2 y los internacionales desde la 3. Con la reforma de la terminal 4 se reemplazarán, según la compañía, "las desfasadas instalaciones de la 3, lo que beneficiará a los once millones de pasajeros que pasan por el JFK cada año con Delta".

Las obras ampliarán la terminal 4 y la dotarán de nueve puertas más para vuelos internacionales, así como de un nuevo intercomunicador con la terminal 2 para agilizar el tránsito de pasajeros entre ambas y facilitar así las conexiones.

Delta, que ofrece actualmente servicio a 96 destinos en todo el mundo desde el JFK, con más de 1.200 salidas semanales, asegura que las obras de la terminal 4 ampliarán de la zona de recogida de equipaje y la de aduana y servicios de inmigración en uno de los aeropuertos más transitados del mundo.

También detalló que en mayo de 2013, cuando se espera que se hayan completado las obras, se reducirá el tiempo de traslado del avión a la pista, aumentará la puntualidad y Delta podrá ampliar los destinos internacionales que ofrece desde Nueva York.

Las reformas establecen asimismo la demolición de la terminal 3, una de las más icónicas del aeropuerto neoyorquino, construida en los años 60 y que en su día acogía las operaciones de Pan American. Ese espacio se reservará al estacionamiento de aeronaves cuando el proyecto se complete en mayo de 2015.

Delta recordó que sus operaciones en Nueva York generan 49.000 empleos en la región y que la expansión de la terminal 4 creará 10.000 más en el área metropolitana de Nueva York al finalizarse el proyecto, cuando la compañía espera tener un impacto económico de más de US$19.000 millones anuales en el estado.

La compañía aérea también anunció hoy una serie de novedosas apuestas culinarias para las terminales que opera en el JFK y en el otro aeropuerto neoyorquino, el de LaGuardia, donde ha instalado unos quioscos con los ordenadores planos de Apple, los iPad, que permiten pedir comida para llevar a varios establecimientos de la terminal.

Además, los viajeros pueden consultar en esos dispositivos, situados en las puertas de embarque, la información relativa a los vuelos de la compañía.

Las acciones de Delta subían hoy en la Bolsa de Nueva York un 0,73% tras la media sesión y se negociaban a US$13,87 cada una, mientras que sus títulos se han revalorizado un 21,27% en lo que va de año.

 

EFE

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.