| 9/6/2012 7:00:00 PM

Decisiones del BCE son un "fracaso" para Merkel

La oposición socialdemócrata-verde alemana calificó las decisiones anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE) sobre la compra de deuda soberana de "documento del fracaso" frente a la línea de la canciller germana, Angela Merkel.

Berlín. "El presidente del Bundesbank elevó su protesta, Merkel en cambio dio luz verde a ello", apuntó el jefe del grupo parlamentario socialdemócrata, Frank-Walter Steinmeier, respecto a la oposición declarada de Jens Weidmann, jefe del banco central alemán, a la compra masiva de deuda soberana.

La canciller ha "desplazado" la decisión al BCE y ha dejado en la estacada al presidente del Bundesbank, añadió Steinmeier, quien recordó que, hasta ahora, el equipo de Merkel había compartido la postura de Weidmann y le había expresado reiteradamente su respaldo.

Con su bloqueo a toda forma de colectivización de la deuda -es decir, la emisión de los eurobonos que rechaza la canciller- Merkel ha abocado al presidente del BCE, Mario Draghi, a una suerte de "pacto encubierto de amortización de la deuda", apuntó por su parte el líder parlamentario verde, Jürgen Trittin.

Merkel declinó comentar las decisiones del BCE, por desconocerlas, en su comparecencia conjunta en Madrid con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que se produjo paralelamente a la conferencia de prensa de Draghi en Fráncfort (Alemania).

La canciller se limitó a decir que la entidad central actúa dentro de su ámbito de independencia, sin hacer más comentarios acerca de las palabras de Draghi de que el nuevo programa de compra de deuda del BCE "no tiene un volumen máximo" y se llevará a cabo hasta que se logre el objetivo de reducir las primas de riesgo.

El anuncio de Draghi ha provocado opiniones divergentes entre el Partido Liberal (FDP), socio de la coalición de centroderecha de Merkel.

El líder de la formación y ministro de Economía, Philipp Rösler, apremió a que se determinen "lo antes posible" las condiciones en que se desarrollará esa compra de deuda y dijo que tal operación por parte del BCE no puede ser, a la larga, "una solución duradera".

El jefe del grupo parlamentario liberal, Rainer Brüderle, aludió al peligro de una "pérdida de credibilidad" por parte del BCE.

El FDP representa, dentro de la coalición de Merkel, la línea de más claro rechazo a la compra de deuda, posición plenamente compartida con Weidmann. EFE 

                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?