| 1/15/2009 12:00:00 AM

Debilidad crudo presiona a Venezuela e Irán: CIA

WASHINGTON - La debilidad de los precios del petróleo amenaza con desestabilizar a Venezuela e Irán, importantes productores de crudo, pero Rusia está más preparada para manejar la situación por el manejo de sus inversiones, dijo el jueves el director de la CIA, Michael Hayden.

"Aquí hay un evento desestabilizador, pero puede ser positivo", dijo Hayden a periodistas.

El funcionario agregó que precios del petróleo en los entornos de 40 dólares por barril pueden suponer un "verdadero problema" para el Gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez, quien ha sido un motivo de irritación para la política estadounidense en América Latina.

La situación también puede hacer más eficaces las sanciones que buscan persuadir a Irán de abandonar un programa de energía nuclear, dijo Hayden.

Hayden dijo que un precio de petróleo de 40 dólares por barril se traduciría en alrededor de 30 dólares por barril del crudo con alto grado de sulfuros que produce Venezuela.

"Eso constituye un verdadero problema para ese régimen (de Chávez), por ello puede verse muchas fracturas allí", dijo. "Irán (...) podría enfrentar verdaderos desafíos, si se combina con la inflación y el hecho de que próximamente tienen elecciones presidenciales", agregó.

Hayden dijo que creía que Irán se estaba aproximando al punto en el que debe decidir si continua con su programa nuclear, y si compensa los costos diplomáticos y de otro tipo que afrontará.

"Rusia ha invertido tan sabiamente y posee un fondo de riqueza soberana tan inmenso que probablemente puede manejar esto con más facilidad", añadió.

Venezuela abastece cerca de un 10 por ciento de la demanda por petróleo en Estado y es el cuarto mayor exportador de petróleo a ese país. 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?