| 1/27/2011 2:00:00 PM

Debate por seguridad minera en Colombia tras nueva explosión

El ministro de Minas y Energía, Carlos Rodado, aseguró el jueves que Colombia sólo dispone de 16 inspectores para revisar la seguridad en las 3.000 minas operativas del país, una de las cuales explotó la víspera provocando la muerte de 21 obreros.

Sardinata — El presidente Juan Manuel Santos, que se encuentra en Suiza participando del Foro Económico Mundial, anticipó su regreso a Colombia y estará el viernes en la mina, indicó un comunicado del palacio de gobierno. Santos, que ha ordenado una investigación del accidente, tenía previsto regresar a Bogotá el sábado.

El accidente en la mina de carbón La Preciosa de Sardinata, localidad del departamento de Norte de Santander --410 kilómetros al noreste de Bogotá--, fue el segundo en casi cuatro años: en 2007 en una explosión similar murieron 32 mineros.

"Me parece que esta tragedia... debe servir como un punto de inflexión para reflexionar sobre la necesidad y, diría yo, sobre la obligación que tiene el Estado de canalizar mucho más recursos" a la seguridad de las minas, dijo el ministro entrevistado por la radio Caracol.

Explicó que en el país existen 3.000 minas legales activas y hay otros 3.000 sitios donde se están realizando labores exploratorias y que el servicio encargado de monitorear su seguridad, el oficial Instituto Colombiano de Geología y Minería (Ingeominas), dispone sólo de 16 inspectores.

Luis José Mejía, profesor del Departamento de Geociencia de la Universidad Nacional, aseguró que el ministerio tiene normas muy claras para controlar la acumulación de gases pero que generalmente los dueños de las minas no las cumplen.

"Para hacer dicho mantenimiento (medir la acumulación de gases) es necesario cerrar las minas durante dos o tres días y esto no lo hacen porque los dueños consideran que se pierde mucha producción", dijo en un comunicado de la universidad.

En 2010 se produjeron 173 muertes por accidentes en distintas minas del país, según datos de Ingeominas citados por la universidad.

La Preciosa aprobó su última inspección de seguridad en noviembre. A raíz del accidente una comisión investigadora de Ingeominas y el ministerio, entre otros, determinará la suerte del yacimiento que opera desde 2005 y produce mensualmente unas 3.000 toneladas métricas de carbón, dijo en entrevista telefónica con AP el ingeniero en minas Gabriel Tamayo, representante legal de La Preciosa.

"La mina a partir de este momento queda cerrada y una vez se inicie la investigación, la investigación determinará cuál es el procedimiento que se debe seguir", dijo a AP Edgar Fabián Morales, coordinador nacional de Seguridad y Salvamento Minero de Ingeominas.

Hasta ahora se desconoce la causa del estallido pero tanto Tamayo como miembros de la Cruz Roja Colombiana estiman que podría haber sido causado por una acumulación de gas metano, asociado a la explotación carbonífera.

Johel Enrique Rodríguez, director de la Cruz Roja Colombiana, dijo que se ha evacuado la mayoría de los cadáveres y que resta cuatro del túnel horizontal de un kilómetro a ras de la tierra que se interna en una montaña.

Las labores de evacuación que realizan unos 120 socorristas de Ingeominas, Defensa Civil y otros organismos fueron suspendidas por algunas horas en la madrugada debido a la intensidad del olor y la acumulación de monóxido de carbono derivado de la explosión, explicó Rodríguez.

Agregó que se espera que al mediodía culmine la evacuación de los cuerpos, en su mayoría incinerados. Al menos seis mineros heridos han sido trasladados a distintos hospitales.

La explosión fue "como si hubiera sido un huracán... prácticamente un segundo", dijo Andrés Mauricio Salcedo, de 23 años, desde su cama en un hospital en la ciudad de Cúcuta, capital de Norte de Santander. "Estamos vivos de milagro", agregó con el rostro lleno de pequeñas quemaduras y rasguños a la televisora Caracol.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?