| 8/18/2007 12:00:00 AM

Dean se fortalece en el Caribe y apunta a La Española y Jamaica

Los expertos vaticinaban que Dean, que era un huracán de categoría 4 con vientos sostenidos de 240 kilómetros (150 millas), podría pasar al sur de la isla La Española aunque arrojaría cerca de 13 centímetros (cinco pulgadas) de lluvia en Haití y la República Dominicana, que comparten la isla y son proclives a inundaciones y deslizamientos de tierra devastadores.

SANTO DOMINGO_ Jamaica abrió refugios en todo su territorio el sábado y Cuba declaró el "estado de alerta" mientras las aguas cálidas del Caribe fortalecían aún más al huracán Dean, que según los meteorólogos podría alcanzar la categoría 5, la más poderosa.

El territorio dominicano sintió en la tarde del sábado los primeros efectos de Dean, sobre todo con fuertes oleajes, que ya causaron heridas a dos personas, mientras decenas de curiosos eran alejados del área del malecón de la capital, informaron las autoridades.

"Tenemos el reporte de dos personas heridas (no identificadas), una mayor de edad y otra menor", dijo a la AP Luis Luna Paulino, vocero del comité de emergencia. Los heridos fueron golpeados por piedras lanzadas por el mar Caribe mientras contemplaban las olas. Su estado no era de gravedad.

Las autoridades dominicanas reportaron que 139 circuitos y cuatro plantas de energía eléctrica fueron sacadas de servicio como medida de precaución.

Los pueblos del suroeste son los más amenazados por Dean y en toda la costa se registraban olas que llegaban a la altura de las palmeras, manifestó a la emisora local Z-101 el reportero Ramón Carmona, de la cadena Univisión, quien se encuentra en la zona.

"El mar se está metiendo a todas las casas cercanas y la gente dice que no va a salir; las autoridades deben mandar más personal para sacar esa gente de ahí", reporto Carmona.

Dean mató a tres personas y devastó los cultivos de banana y azúcar el viernes al cruzar las islas pequeñas de la región oriental del Caribe. El Centro Nacional de Huracanes en Miami dijo que sus vientos podrían superar los 250 kph (155 mph) al aproximarse a la península de Yucatán y al Golfo de México el lunes.

El centro emitió también una advertencia de tormenta tropical para el centro de Cuba, donde el gobierno declaró "estado de alerta" en seis provincias el sábado temprano. Soldados y trabajadores de emergencia se preparaban para acondicionar escuelas y otros edificios del gobierno como refugios temporales de ser necesario, informó la radio estatal.

Existe una posibilidad que amenace a Estados Unidos hacia el jueves, aunque los expertos esperan que pierda parte de su fuerza al desplazarse por Yucatán.

La NASA acortó la última caminata espacial de los astronautas a bordo del Endeavour y redujo la misión para permitir que el transbordador regrese a Tierra el martes _un día antes_ si la tormenta amenaza el control de la misión en Houston.

En Jamaica, que sería azotada de manera directa por la tormenta el domingo, los turistas comenzaron a hacer cola frente al aeropuerto de Montego Bay antes del amanecer para reservar vuelos antes de la llegada del huracán.

"La gente se asusta porque no recibe respuestas en su hotel", dijo Shante Morgan, un periodista estadounidense que consiguió un vuelo para el sábado por la tarde después de aguardar varias horas. "Realmente están desestimando la influencia potencial del huracán".

Las autoridades de Haití, en tanto, emitieron una alerta para las comunidades costeras donde viven miles de personas. En el 2004, la tormenta tropical Jeanne castigó al país, provocando inundaciones que mataron a cerca de 1.900 personas y dejaron desaparecidas a otras 900.

Todos los vuelos desde la capital, Puerto Príncipe, al sur de Haití fueron cancelados el sábado y las autoridades prohibieron que las embarcaciones pequeñas salieran de la costa, dijo la agencia de manejo de emergencias.

La primera ministra de Jamaica, Portia Simpson-Miller, ordenó la apertura de refugios en toda la isla y pidió que cesaran las campañas para los comicios del 27 de agosto. Las autoridades emitieron una advertencia de huracán para la isla, que espera el azote directo de Dean el domingo.

Dean pasó cerca de las islas de Santa Lucía y Martinica el viernes, como un ciclón de categoría 2.

Las autoridades francesas de la isla de Martinica dijeron que un hombre de 90 años murió al parecer de un ataque cardíaco durante la tormenta.

Casi la totalidad del cultivo de bananos de Martinica y el 70% de la caña de azúcar fueron destruidos por el huracán, dijo Christian Estrosi, secretario de estado francés para territorios de ultramar.

La escala que mide la intensidad de los huracanes va del 1, para el más leve, al 5, para el más poderoso.

En Santa Lucía, las ráfagas de viento arrancaron los techos de metal prensado de docenas de viviendas y la sala de pediatría de un hospital, cuyos pacientes habían sido evacuados horas antes. La vocera policial Tamara Charles dijo que un hombre de 62 años fue arrastrado por las aguas y se ahogó cuando intentaba rescatar a una vaca de un río crecido.

En Dominica murieron una mujer y su hijo de 7 años cuando un deslizamiento de tierra aplastó la casa donde dormían, dijo Cecil Shillingford, coordinador nacional de emergencias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?