| 8/9/2006 12:00:00 AM

Cúpula militar leal a Raúl Castro dirige la economía de Cuba

El ministro de Defensa y ahora presidente en funciones, Raúl Castro, es tan empresario como militar, pues las fuerzas armadas de la Cuba comunista controlan buena parte del turismo, las importaciones de artículos electrónicos y las reservas de divisas de la isla.

El ahora presidente provisional mientras Fidel Castro convalece de una cirugía intestinal, Raúl Castro puede contar con una red de generales y coroneles retirados y en activo que tienen también altos cargos y que le son leales en sus escritorios como lo fueron en el campo de batalla.

Su lealtad los ha ayudado a encumbrarse en los más altos escalones del gobierno y de la economía.

Incluso el disidente Vladimiro Roca, ex piloto de combate bajo el mando del hermano menor de Castro antes de romper con el gobierno hace unos 15 años, cree que Raúl tiene el apoyo de la cúpula militar.

Pero más que con Raúl _o hasta con Fidel Castro_ están "comprometidos con el sistema", dijo Roca acerca de los generales. "Lo que les interesa es mantener su categoría", consideró.

Cinco generales en activo se encuentran en el poderoso y elitista Politburó del Partido Comunista, el organismo de las 19 principales autoridades que también incluye a los hermanos de Castro, conocidos por vestir sus típicos uniformes militares verde olivo.

El Politburó también comprende otro militar retirado: el Comandante de la Revolución Juan Alemeida Bosque, que recibió el título honorario por su histórica participación en los primeros años de la revolución. El Consejo de Ministros cuenta con el vicepresidente José Ramón Fernández, que ayudó a guiar a las victoriosas fuerzas de Cuba en la invasión apoyada por Estados Unidos en la Bahía de Cochinos en 1961.

Dos de esos generales en activo también dirigen ministerios clave. El general Abelardo Colome Ibarra, de 66 años, supervisa el enorme aparato de seguridad y vigilancia de la isla como ministro del Interior. Como ministro del Azúcar, el general Ulises Rosales del Toro, de 64 años, controla la producción de la caña de azúcar de exportación, que tiene gran importancia económica en la isla.

Generales y coroneles en el pasado encabezaron los ministerios de Pesca y de Transporte, así como la empresa Habanos S.A., que trabaja con una firma europea para comercializar los famosos puros de la isla en el exterior.

Las compañías económicas de las fuerzas armadas son dirigidas por el Grupo de Administración Empresarial, supervisado por el segundo al mando y hombre de confianza de Raúl Castro, el general Julio Casas Regueiro, que preside el consejo de administración.

Con todo, el ministro de defensa es un administrador de gran capacidad, y muchos creen que su pragmatismo y agudo sentido empresarial podrían llevarlo a abrir la economía de Cuba en caso de llegar al poder en forma permanente.
 
FUENTE: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?