| 10/11/2006 12:00:00 AM

Cumbre francoalemana para tratar reestructuración de Airbus

Entre crecientes preocupaciones de que la desestabilización de Airbus cause fricción entre ambos países, el jefe de estado francés también buscó disipar los temores de inversionistas sobre una intervención dura del gobierno en Airbus y su compañía madre, EADS.

París.- El presidente francés Jacques Chirac hizo evidente su apoyo a la reestructuración de Airbus antes de la cumbre franco-germana del jueves, cuando ministros de ambos países discutirán los delicados recortes de empleo en la compañía europea en crisis.

El nuevo director ejecutivo de Airbus Louis Gallois promete continuar con el programa de reducción de costos, el cual pretende ahorrar 2.000 millones de euros (2.500 millones de dólares) anualmente antes del 2010. Gallois asumió la dirección ejecutiva dejada vacante por Christian Streiff, quien estuvo tres meses al frente.

Streiff, quien citó resistencia al cambio entre accionistas como la razón principal para su partida, había irritado a políticos y sindicatos alemanes al sugerir que el ensamblado de nuevos modelos de aviones podría concentrarse en Francia para ahorrar tiempo y dinero, más que repartirse en cuatro países como ha sido tradición en Airbus.

Alemania estará observando de manera cercana para asegurarse que los costos anticipados sean "distribuidos de manera justa", dijo el Ministro de Economía Michael Glos el miércoles. "El gobierno federal defenderá las sedes alemanas con todo su poder".

Los problemas de EADS y Airbus serán de lo más importante en la agenda para la cumbre francoalemana el jueves, cuando Chirac será anfitrión de la canciller Angela Merkel y sus principales ministros, los cuales mantendrán conversaciones con sus contrapartes franceses.


AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?