| 10/3/2008 12:00:00 AM

Cumbre financiera europea el fin de semana. Buscan fórmulas para defenderse de la crisis.

PARIS_ La crisis financiera global ha obligado a los líderes de Francia, Alemania, Gran Bretaña e Italia a celebrar una cumbre de emergencia este fin de semana, pero varias divergencias sobre cómo responder al torbellino pudieran impedir resultados.

Las conversaciones, organizadas apresuradamente por el presidente francés Nicolas Sarkozy, se producen en medio de crecientes indicios de que la crisis que ha devastado Wall Street se está extendiendo al resto de la economía y ampliando la desaceleración económica en Europa.

Gobiernos europeos han tenido que intervenir y rescatar a varios bancos importantes, incluyendo el británico Bradford & Bingley, el belga-holandés Fortis y el Dexia, de Bélgica. Francia es el país europeo más reciente en caer en recesión, revelan datos dados a conocer el viernes.

Sarkozy convocó el viernes a "un esfuerzo intenso para coordinar" la respuesta europea a la crisis. Específicamente, exhortó a fortalecer la supervisión financiera en Europa, una mayor transparencia económica, mecanismos para limitar los riesgos excesivos en finanzas y medidas de la Unión Europea para estimular el crecimiento.

"Nuestros ciudadanos esperan acciones determinadas de nuestra parte para protegerles", dijo Sarkozy en una carta al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

Pero un importante asesor de Sarkozy, que habló a condición de preservar el anonimato, trató de moderar las expectativas antes de la cumbre, diciendo que el presidente francés, el primer ministro británico Gordon Brown, la canciller federal alemana Angela Merkel y el premier italiano Silvio Berlusconi se concentrarían en encontrar posiciones comunes sobre los temas centrales y en prepararse para reuniones internacionales próximas.

En la cumbre, Sarkozy propondrá que Europa eleve la seguridad de su sistema financiero, libere crédito y coordine sus estrategias monetarias, dijo el primer ministro Francois Fillon.

"No existe otra forma para salir de la crisis, que no sea colectivamente", dijo Fillon.

Los apresurados preparativos de la cumbre se vieron complicados por una propuesta francesa, expresada por la ministra de Finanzas Christine Lagarde, de crear un fondo de emergencias de la UE para ayudar a los bancos con problemas. Luego de un rotundo rechazo de Alemania, Sarkozy se distanció de la propuesta.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?