| 12/11/2010 9:30:00 AM

Cumbre climática de ONU avala medidas contra calentamiento global

La conferencia de Naciones Unidas sobre cambio climático aprobó el sábado un paquete de medidas para enfrentar el calentamiento global y respaldar a las naciones más pobres, a pesar del rechazo de Bolivia que lo consideró insuficiente y advirtió de violaciones a las reglas de la ONU.

Los compromisos incluyen la creación de un multimillonario "Fondo Verde Climático" de apoyo a las naciones en vías de desarrollo para que enfrenten el calentamiento global; reglas para la conservación de bosques, y un llamado a los países ricos a incrementar los recortes de sus emisiones entre 25% y 40% hacia 2020 por debajo de los niveles de 1990.

La aprobación de los llamados Acuerdos de Cancún fue considerada un nuevo respaldo al sistema multilateral, un año después de una cumbre climática en Copenhague que concluyó sin cumplir las expectativas y llevó a muchos a pensar que cada día sería más complicado acercar posiciones sobre mecanismos contra el cambio climático.

Bolivia fue el único país que se opuso a la aprobación.

Entre los acuerdos se decidió aplazar la decisión sobre si se aplica un segundo periodo del Protocolo de Kioto, un pacto que expira en 2012 y que compromete a los países desarrollados a disminuir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Organizaciones ambientalistas reconocieron los avances alcanzados y confiaron en que allane el camino hacia un futuro acuerdo global amplio y vinculante.

"Los gobiernos en Cancún han escogido la esperanza sobre el miedo y colocaron al mundo en un difícil pero posible camino hacia un acuerdo global para detener el peligroso cambio climático", señaló en una declaración escrita la organización Greenpeace.

La presidenta de la conferencia, la canciller mexicana Patricia Espinosa, aprobó los dos acuerdos del paquete, a pesar de que el jefe negociador de Bolivia, Pablo Solón, aseguró que se violaban las reglas de la ONU de "consenso", lo cual establecía un "funesto" precedente.

"La regla para la adopción es el consenso", dijo el embajador y advirtió que acudirán a instancias internacionales para reclamar la violación de las reglas.

"La regla del consenso no significa la unanimidad", le respondió Espinosa, quien dijo que una minoría no tenía por qué "imponer un derecho de veto".

Los acuerdos fueron apoyados por casi la totalidad de los más de 190 países que acudieron a la cumbre de Cancún, incluidos Estados Unidos y China, los dos mayores emisores de gases de efecto invernadero.

Los países consideraron que si bien no eran acuerdos perfectos, sí reflejaban un equilibrio en las propuestas de la gran mayoría.

Los acuerdos señalan que el "Fondo Verde Climático" será administrado de manera interina por el Banco Mundial y tendrá un consejo de 24 países, la mitad de ellos desarrollados y la otra en vías de desarrollo.

También se establece que los países ricos se comprometen a movilizar a favor de las naciones pobres 100.000 millones de dólares al año para el 2020.

Los acuerdos también sostienen que las naciones desarrolladas suscriptoras del Protocolo de Kioto deben aumentar sus compromisos para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero. Organizaciones ambientalistas han dicho que actualmente sus recortes son de entre 7% y 14%.

La conferencia de Cancún también estableció la necesidad de reducciones mayores para evitar que la temperatura suba más de 2 grados centígrados (3,6 grados Fahrenheit) por encima de los niveles preindustriales.

Aún más, reconoce la necesidad de revisar en el largo plazo el objetivo de una temperatura aceptable, y sugiere evitar un incremento de más de 1,5 grados centígrados.

"Lo que tenemos ahora es un texto que, aunque no perfecto, es ciertamente una buena base para avanzar", dijo el responsable climático estadounidense Todd Stern.

El encargado de la delegación china, Xie Zhenhua, dijo que si bien consideraba que había "puntos deficientes", los textos reflejaban las distintas visiones. "Estamos satisfechos", señaló.

El embajador boliviano dijo que las reducciones de emisiones de los países ricos no garantizan detener el calentamiento e incluso refirió que podrían hacer que la temperatura se incremente hasta 4 grados centígrados (7,2 grados Fahrenheit), lo cual se puede traducir en "ecocidio" y "genocidio".

El proyecto del grupo de trabajo sobre el Protocolo de Kioto propone que se continúen los trabajos de análisis para que sean adoptados "lo más pronto posible y en tiempo para asegurar que no haya un intervalo entre el primero y el segundo período de compromisos", lo cual significa que un acuerdo debe estar listo antes de 2013.

Lanzado en 1997, el protocolo pone objetivos de reducción de emisiones a 37 países ricos. Estados Unidos rehusa integrarse al pacto.

"La esperanza ha vuelto y con ello las posibilidades amplias de alcanzar acuerdos", afirmó el presidente mexicano Felipe Calderón, anfitrión de la cumbre.

(AP)

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?