| 8/25/2010 11:40:00 AM

Cuba retira cigarrillos de productos subsidiados

Las autoridades cubanas suspendieron la entrega de cigarrillos a la población a través de la libreta de abastecimiento, en el marco de una política del presidente Raúl Castro de eliminar paulatinamente los subsidios estatales indiscriminados.

La Habana - A partir del primero de septiembre las "bodegas" no incluirán cajetillas de cigarrillos en las raciones de productos que cada cubano recibe mensualmente a precios extremadamente bajos, indicó una nota oficial el miércoles.

Agregó que es "parte de las medidas que de forma gradual se vienen aplicando para eliminar los subsidios en los que incurre el Estado".

Todo cubano mayor de 55 años tenía asignada una cajetilla de suaves y tres de fuertes mensualmente (unas 80 unidades en total), que le costaban alrededor de dos pesos cubanos (US$0,09 centavos) cada una. Mientras que en el mercado liberado --al que ahora deberán recurrir los fumadores-- el producto cuesta 7 pesos cubanos (US$0,3 centavos).

La libreta de abastecimiento está vigente desde 1962 con el objetivo de distribuir equitativamente los alimentos y otros productos. Incluye arroz, café, huevos, aceite de cocina, pollo, pescado y productos de limpieza a precios subsidiados.

Inicialmente se entregaba cigarrillos a todos los cubanos mayores de edad, pero a principios de la década de los años 90 se establecieron restricciones.

Muchos de los beneficiados no fuman y terminan vendiendo las cajetillas a los vecinos que si lo hacen en una suerte de mercado informal a cinco pesos cada una (US$0,02 centavos). Algunos jubilados incluso aseguran que con la venta de la ración que les toca pueden completar sus ingresos y apoyar la obtención de los otros productos que si son de primera necesidad.

El sueldo promedio en Cuba es de unos 429 pesos cubanos (unos US$20), pero los servicios básicos están subsidiados y la mayoría de las familias tienen casa propia o viven en una entregada por su empresa. La salud y la educación son gratuitas.

Desde su toma de posesión en febrero del 2008, Castro aseguró que buscaría la forma de eliminar los subsidios indiscriminados que fomentan la baja productividad o el desinterés por trabajar.

En el transcurso de 21010 se han recortado los comedores obreros y las autoridades dispusieron que miles de trabajadores recibieran un estipendio diario para su almuerzo, siempre y cuando asistieran a sus centros de trabajo.

En noviembre de 2009 se quitaron de la libreta los chícharos y las papas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?