| 12/2/2008 12:00:00 AM

Cuba endurece sanciones contra mercado negro

LA HABANA _ Cuba endureció su combate al desvío de recursos de productos que son normalmente distribuidos por el Estado y aplicó severas penas a los transgresores que generalmente nutren el mercado negro local.

"Como se puede apreciar hay una guerra sin cuartel contra las ilegalidades y el delito", manifestó un comunicado publicado en "Tribuna", un semanario del Partido Comunista que circula en la capital.

El texto informó que se desmantelaron unas 100 fábricas ilegales en diferentes puntos de la urbe --de unos 2 millones de habitantes--, se desactivaron 60 talleres clandestinos y unos 200 almacenes ilegales fueron allanados, pero sin precisar el periodo en que se realizaron las acciones.

Los productos encontrados allí quedaron a disposición de las autoridades y se entregaron para bienestar social.

El comunicado no especificó tampoco cuando se incrementó la vigilancia, pero señaló que "hasta la primera quincena de noviembre" se investigaron 1.200 denuncias y "decenas de casos" fueron operados en la vía pública.

Tampoco se dijo cuántas personas finalmente quedaron detenidas por estos hechos, pero el texto indicó que el 34% fue sancionado con prisión y el 8,4% debía realizar trabajo correccional.

Desde que el presidente Raúl Castro tomó de manera temporal el poder en julio del 2006 y luego, cuando lo hizo de manera definitiva en 2008, se iniciaron varias campañas para incrementar la producción y la disciplina laboral, eliminar los desvíos de recursos estatales y golpear al mercado negro.

Sin embargo, a partir de septiembre y tras el paso de tres ciclones que dejaron pérdidas por 10.000 millones de dólares, las autoridades intensificaron sus programas para evitar que se especulara o descontrolara la situación.

Se trata de un "flagelo (los delitos) que puede poner en peligro la existencia misma de la revolución", expresó la nota.

El mercado negro en Cuba es muy extendido y dado que no existe producción privada en muchos rubros se nutre principalmente del robo al Estado y el desvío, a veces en pequeña escala, de productos para luego revenderlos a los ciudadanos.

Dadas las limitaciones de la entrega subsidiada del Estado y los altos precios de los productos en las tiendas liberadas --con precios equivalentes en dólares-- muchas personas utilizan el mercado negro.

Los delitos más comunes detectados, comentó el documento, son la tenencia de productos robados, especulación y acaparamiento, apropiación indebida y hurto, entre otros.

El texto dio ejemplos de los casos investigados por la Policía y la Fiscalía entre ellos una persona detenida en la calle con 404 huevos y otra con 1.507 cabezas de ajo.

Además, un cubano al que se le ocuparon 320 tubos de pasta dental que se entrega a la población mediante la libreta de abastecimiento y 250 litros de gasolina.

Debido a la escasez provocada por los huracanes las autoridades debieron además topar precios en los agromercados --uno de los pocos espacios de oferta y demanda libre en la isla-- y poner límite a la cantidad de algunos productos que puede comprar cada ciudadano. 


 (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?