| 2/13/2007 12:00:00 AM

Cuba defiende acceso a internet y critica a desarrollados

Ante la necesidad de organizar "el uso racional" de este recurso escaso, explicó Valdés, Cuba optó por priorizar los sectores como la salud, la educación, los centros científicos y las empresas para brindarle acceso y no comercializar el servicio sólo para quien pueda pagarlo.

La Habana.- Anfitriona de un encuentro mundial de informática, Cuba defendió la forma en la cual distribuye su acceso a internet, y adujo que las potencias tratan de apropiarse de las nuevas tecnologías para ponerlas al servicio de la guerra y la desinformación.

"El potro salvaje de las nuevas tecnologías puede y debe ser dominado y las infocomunicaciones puestas en función de la paz y el desarrollo", aseguró el ministro cubano del rubro, Ramiro Valdés, el lunes por la noche.

Valdés, un histórico comandante de la revolución, dio la bienvenida a centenares de delegados de unos 50 países al XII Convención y Feria Informática 2007.

Inicialmente el funcionario dio a conocer los logros del régimen cubano en esta materia como la masiva preparación de capital humano, el mejoramiento de la infraestructura, el proyecto de los "Joven Club" para dar instrucción a personas interesadas en la computación o la instalación de laboratorios en las escuelas.

"Pero quizá lo más meritorio, resulta en el entorno en que se consolida el desarrollo: bajo el más cruel y prolongado bloqueo económico, comercial y financiero que haya conocido la humanidad", comentó el ministro.

Aunque Cuba tiene acceso a la red desde 1996 y cerca de sus costas pasa la fibra óptica que comunica al Caribe, Estados Unidos no le permitió a la isla acceder a ella, por lo cual esta debe conformarse con emplear un caro y pequeño canal satelital.

Cuba fue criticada en reiteradas ocasiones por no vender ingreso a internet a ciudadanos privados, entregando en cambio cuentas subsidiadas a profesionales o estudiantes a través de sus centros laborales o el uso de "intranet" con correo electrónico mediante cibercafés.

Para sus detractores se trata de un intento gubernamental por controlar la información, pero para la isla una forma de racionalizar el uso de un bien escaso. Esta opción es "ya reconocida universalmente como alternativa válida para los países eufemísticamente llamado 'en desarrollo' y que los expertos han dado en llamar 'apropiación social"' manifestó el funcionario.

Paralelamente, el ministro mostró su preocupación por el creciente interés de la comunidad de inteligencia norteamericana y europea en usar la red de redes para controlar a sus ciudadanos y mantenerlos desinformados o fomentar la guerra. Mientras, ciudadanos comunes y la sociedad civil buscan tener mayores espacios para expresarse en ella, señaló.

"Estas acciones (de inteligencia) multiplican de forma amenazante el poder desestabilizador del imperio. La Humanidad deberá estar muy alerta y seguir de cerca este proceso", comentó Valdés.

En lo que a Cuba se refiera, considerará este "nuevo campo de batalla" como uno más frente a las hostilidades estadounidenses, afirmó.

"Ante estas amenazas y la resuelta voluntad de avance del país, será imprescindible remodelar estrategias y acciones que contribuyan al constante incremento de los niveles de seguridad de nuestras redes y la permanente preparación de nuestro pueblo", manifestó.

El evento se extenderá hasta el 16 de febrero.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?