| 5/26/2009 12:00:00 AM

Cuba: "apagones" y vacaciones forzadas para ahorrar

LA HABANA  — Los cubanos pasarán el verano con racionamiento de electricidad y vacaciones forzadas, según las "medidas excepcionales" contenidas en una disposición ministerial para reducir un gasto de energía eléctrica que "alarma" al gobierno.

Una instrucción circulada entre altos funcionarios del país y firmada por el ministro de Economía, Marino Murillo, a la cual la AP tuvo acceso, detallas las dificultades que atraviesa la isla por un incremento del consumo de crudo necesario para generación eléctrica.

El documento explicó que en el primer cuatrimestre del año Cuba tuvo un excedente de consumo eléctrico del 3%, lo cual, según cálculos de los medios de comunicación oficiales, representó un gasto de US$100 millones no previsto en el presupuesto nacional.

Gastó unos US$100 millones no previstos en combustible para cubrir un alza de la demanda eléctrica del 3%.

Según el texto ministerial, a partir del 1 de junio se aplicará un "plan directivo" en cada provincia con disposiciones drásticas.

Las fábricas, empresas y centros de trabajo, todos del sector estatal, deberán llevar un reporte diario de su consumo y cada provincia tendrá un plan mensual. Si alguna entidad no cuenta con un esquema de previsión de consumo de plano no podrá operar.

Cada viernes, señaló el documento, el Despacho Nacional de Cargas de la Unión Eléctrica emitirá a cada provincia un reporte del cumplimiento acumulado que servirá para que cada territorio analice en un "Consejo Energético" el comportamiento y los sobreconsumos.

Los sábados las centrales de distribución recibirán el programa en que deberán racionar la energía en sus zonas para la semana siguiente.

"Para reducir las afectaciones en los hogares no se deberá apagar en los horarios de cocción de alimentos, ni en las madrugadas para permitir en el verano el normal descanso de la población", expresó la circular ministerial identificada con el código RS7907 y según la cual las interrupciones se realizarán preferentemente en tres horarios distintos: las 8, 14 y 20 horas.

La frecuencia de los apagones, si será uno o varios al día, dependerá del consumo que cada zona reporte.

Paralelamente se realizarán acciones que van desde la desconexión de los aires acondicionados en centros de trabajo al apagado de la iluminación de comercios.

Ordena que las entidades establezcan un cronograma de "vacaciones masivas" para bajar la demanda, un mecanismo por el cual los trabajadores deben permanecer en sus hogares. No se especificó si se pagará o no estos recesos.

Racionamientos similares se registraron en la isla en los 90 y a comienzo de esta década, mismos que pusieron en jaque a las autoridades pues la población realizó protestas.

Aunque está fechado el 14 de mayo, el plan comenzó a circular la semana pasada entre altos funcionarios.

Bajo el calor tropical y una humedad elevada, los hogares cubanos intentan refrescarse utilizando ventiladores, aires acondicionados y refrigeradores en el verano.

Desde la semana pasada los medios de prensa --de corte oficial-- llamaron a incrementar el control energético por el gasto excesivo de 100 millones de dólares en combustible. Mientras, Murillo informó que asunto adquiría mayor complejidad en virtud de que el crecimiento económico previsto para este año en la isla sería de 2,5% y no el 6% proyectado inicialmente.

El diario Granma, órgano de difusión del Partido Comunista, dijo en una editorial que la consigna del momento era "Ahorro o Muerte", parafraseando a otra que caracterizó la historia revolucionaria de "Patria o Muerte".

Cuba no tiene problema la generación eléctrica pero sólo produce la mitad del crudo que consume y el resto lo obtiene mediante créditos blandos en Venezuela.

Granma publicó una nota la víspera tratando de calmar a la población y asegurando que no debe tomarse una visión "apocalíptica" ante la situación.

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?