| 2/1/2012 4:55:00 PM

Cuatro islamistas se declaran culpables de querer volar la Bolsa de Londres

Cuatro presuntos terroristas islamistas británicos se declararon hoy culpables de conspirar para llevar a cabo explosiones en el Reino Unido y preparar actos terroristas en 2010, entre ellos un atentado contra la Bolsa de Londres.

Durante una vista celebrada hoy en el tribunal de la Corona de Woolwich, en Londres, la fiscalía informó de que los acusados tenían previsto enviar cinco cartas bomba a varios objetivos durante los días previos a las Navidades de 2010.

La Policía halló en uno de los domicilios de los sospechosos una lista manuscrita en la que se incluían los nombres y direcciones del alcalde de la capital británica, Boris Johnson; dos rabinos, la embajada estadounidense y el Mercado de Valores de Londres.

Los cuatro islamistas habían tratado también de la posibilidad de perpetrar una cadena de atentados en el Reino Unido similares a los ocurridos en noviembre de 2008 en la ciudad india de Bombay, en los que 173 personas murieron y 327 resultaron heridas.

Los acusados son Mohamed Moksudur Rahman Chowdhury, de 21 años, y Shah Mohammed Lutfar Rahman, de 28, detenidos en Londres, y Gurukanth Desai, de 30 años, y Abdul Malik Miah, de 25, arrestados en Cardiff (Gales).

Los cuatro fueron capturados el 20 de diciembre de 2010 en redadas coordinadas por la unidad antiterrorista de la Policía de West Midlands (centro inglés), después de meses de vigilancia por parte de las fuerzas del orden y de los servicios secretos británicos MI5.

Los terroristas se conocieron gracias a su pertenencia a varios grupos radicales y se mantuvieron en contacto mediante internet, teléfonos móviles y encuentros especialmente organizados, según trascendió hoy en la vista.

Chowdhury y Rahman fueron seguidos el 28 de noviembre de 2010 por los servicios secretos, que vieron cómo observaban edificios emblemáticos de la ciudad como el Big Ben, la Abadía de Westminster, el London Eye y el Palacio de Westminster.

Esos dos hombres admitieron que habían preparado actividades terroristas y planeaban colocar un explosivo en los baños de la Bolsa de Valores de Londres.

Según el abogado de la acusación, Andrew Edis, los cuatro implicados en la conspiración contra la Bolsa de Londres no intentaban mutilar o matar, sino "ocasionar terror, daño económico y alteración", pero "el método elegido implicaba un riesgo de que la gente resultara mutilada o muerta".

Los acusados también habían hablado de la posibilidad de dejar bombas de fabricación casera en los baños de "pubs" (bares) de sus ciudades, así como de viajar a algún lugar del extranjero para recibir adoctrinamiento en actividades terroristas. EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?