| 10/18/2007 12:00:00 AM

Cuatro empresas extranjeras buscan entrar a telefonía hondureña

Esas firmas son la británica Cable & Wireless, la irlandesa Digicel, la mexicana Iusacell y la española Movistar.

Tegucigalpa_ Cuatro empresas oriundas de Gran Bretaña, Irlanda, España y México aspiran a operar la cuarta banda de telefonía móvil de Honduras, se informó oficialmente el miércoles.

"La competencia es benéfica para todos porque habrá mejores precios en el mercado", dijo en rueda de prensa el presidente de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, Rassel Tomé.

Indicó que la licitación, que concluirá el 19 de diciembre, tiene un precio base de 10 millones de dólares.

Tomé dijo que la concesión telefónica la otorgará el gobierno por un plazo de 25 años y el ganador será dado a conocer el 19 de diciembre.

En la etapa de precalificación participaron nueve compañías, de las cuales el gobierno seleccionó a cuatro. El funcionario no identificó a las restantes cinco.

Esas firmas son la británica Cable & Wireless, la irlandesa Digicel, la mexicana Iusacell y la española Movistar.

La que triunfe dispondrá de nueve meses después de la adjudicación estatal para iniciar su funcionamiento en el territorio hondureño.

Cable & Wireless opera en Panamá, Digicel en el Caribe y El Salvador, Iusacell en México y Movistar en España y América Latina.

El sistema telefónico celular es operado desde hace casi dos décadas por Celtel, de capital estadounidense y hondureño, a la que se sumó hace cuatro años Claro, propiedad de América Móvil, con redes en nueve países del continente.

Asimismo, la telefónica estatal opera la tercera banda móvil desde mediados de este año.

En Honduras hay alrededor de 2,5 millones de usuarios de la telefonía móvil, de un total de 7,5 millones de habitantes.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?