| 5/26/2011 9:00:00 AM

Cuadro de Botero alcanza casi US$1,4 millones en subasta

La colección del artista colombiano facturó un total de US$7,4 millones, dijo Sotheby's.

Bogotá - El cuadro "Una Familia", del artista colombiano Fernando Botero, se vendió el miércoles por casi US$1,4 millones durante una subasta de arte latinoamericano realizada por la casa Sotheby's.

La subasta — que incluyó obras de los mexicanos Frida Kahlo, Diego Rivera y Rufino Tamayo — marcó el récord de ventas de arte latinoamericano para Sotheby's durante una subasta nocturna, llegando a los US$21,6 millones. La cifra más alta se había obtenido en mayo del 2008, cuando la casa de subastas facturó un poco más de US$21 millones en total.

"Una familia", de 1972, muestra a un padre, una madre y sus tres hijos posando ante un colorido paisaje de árboles, en lo que parece ser el campo. Los personajes tienen la silueta redonda que ha caracterizado las obras del colombiano durante décadas. El cuadro había sido valorado entre uno y US$1,5 millones.

La escultura "Hombre a caballo" marcó un récord de ventas para el colombiano en cuanto a esculturas de bronce subastadas, llegando a un precio de US$1,1 millones.

"Creo que es un gran homenaje para él el hecho de que la venta fuera tan bien", dijo después de la subasta Carmen Melián, directora de arte latinoamericano en Sotheby's. El cuadro "El presidente", que muestra a un supuesto mandatario pálido y con una mosca revoloteando alrededor de su cabeza, se vendió por US$266.500. Estaba valorado entre US$300.000 y US$400.000.

El resto de la colección de 19 obras que se subastó incluía una serie de esculturas de desnudos y obras inspiradas en su hijo Pedro, quien murió trágicamente a los cuatro años en un accidente automovilístico. La colección facturó un total de US$7,4 millones, dijo Sotheby's.

Las obras más caras de Botero, las pinturas "Los músicos" y "Los cuatro músicos", fueron subastadas en mayo del 2006 por poco más de dos millones de dólares.

El autorretrato más pequeño de la pintora mexicana Frida Kahlo, que se esperaba que pudiese llegar a venderse por US$1,2 millones, no obtuvo comprador el miércoles.

 
La pintura con forma de medallón, titulada "Autorretrato en miniatura", mide tan sólo cinco centímetros de largo y fue un regalo de Kahlo a su amante, el pintor catalán José Bartoli, quien lo guardó durante más de 50 años. La artista puso esta dedicación en la parte trasera del cuadro: "Para Bartoli con amor, Mara".

"Es una pieza maravillosa. Estoy segura de que encontrará un buen hogar", dijo Melián. "Lo que ocurrió es que es una obra muy pequeña y para mucha gente eso es difícil". El cuadro más caro de Kahlo hasta ahora ha sido la pintura "Raíces", que se vendió por US$5,61 millones en mayo del 2005.

La obra de Kahlo formaba parte de la colección "A Discerning Eye: Latin American Masterpieces from A Private Collection", que también contó con trabajos de Rivera, Tamayo y el chileno Roberto Matta.

El cuadro de Tamayo "Madre divirtiendo a su hijo" logró el precio de venta más alto de la colección, llegando a los US$1,3 millones. Le siguió la pintura de Rivera "Viejo poblado de Toledo", que se vendió por US$992.500.

Una tercera colección que fue subastada el miércoles incluyó obras del uruguayo Joaquín Torres-García, el venezolano Armando Reverón y el cubano Wilfredo Lam, entre otros.

Los artistas brasileños fueron la sorpresa de la noche. El escultor Cildo Meireles fue el único que recibió aplausos durante la subasta, después de que su obra de madera "In-Mensa" se vendiera por US$518.500, un récord para el artista.

La venta continuará el jueves en Sotheby's. Su competidora, la casa de subastas Christie's, también subastará arte latinoamericano el mismo día, incluyendo el cuadro de Botero "Paisaje colombiano".

 

Ap

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?