| 6/16/2009 12:00:00 AM

Crudo supera los US$71 por barril

El petróleo ha elevado su precio al doble desde marzo, impulsado por expectativas de que lo peor de la crisis económica global ya ha pasado.

Los precios del crudo superaron los US$71 el barril el martes, cuando los inversores compraron materias primas al caer el dólar tras las declaraciones del presidente ruso Dmitry Medvedev, quien dijo que el mundo necesitaba nuevas monedas para sus reservas.

El crudo para entrega en julio subió US$0,80, hasta US$71,42 por barril al mediodía, en transacciones electrónicas europeas de la Bolsa Mercantil de Nueva York. El lunes, el contrato cayó US$1,42 , hasta US$70,62. 

Pero malas noticias económicas pudieran minar el optimismo de los inversionistas. Un índice de manufactura en la región de Nueva York indicó el lunes que la demanda se debilitó en junio.

"No me sorprendería si el petróleo regresa por debajo de los US$60", dijo Clarence Chu, corredor para la firma Hudson Capital Energy en Singapur. "El alza no ha sido motivada realmente por los fundamentos, que siguen muy débiles".

La publicación el miércoles de los datos de inventarios de combustibles en Estados Unidos pudiera revelar algo sobre la demanda de crudo. Los analistas esperan una baja de 1,7 millones de barriles, de acuerdo con un sondeo de Platts, la rama de información energética para McGraw-Hill Cos. Las reservas habían caído durante semanas, pero siguen a sus niveles más altos en 19 años.

En otras transacciones en la Nymex, la gasolina sin plomo para julio subió US$2,23 , hasta US$2,08 por galón (3,8 litros); y el aceite de calefacción ganó US$3,09, hasta US$1,84 por galón. El gas natural para julio aumentó US$3,09 a US$1,84 por 1.000 pies cúbicos.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?