| 12/31/2009 10:00:00 AM

Crudo sube hasta casi US$80 tras bajar inventarios en EEUU

Los precios del petróleo subieron hasta casi US$80 por barril el jueves, último día del año, luego que los inventarios estadounidenses de crudo cayeron por cuarta semana en fila.

Para inicios de la tarde en Europa, el crudo para entrega en febrero había ganado 47 centavos, hasta 79,75 dólares por barril, en transacciones electrónicas de la Bolsa Mercantil de Nueva York, su séptima sesión consecutiva de ganancias. El miércoles, el contrato subió 41 centavos, hasta 79,28 dólares.

La Administración de Información de Energía informó que los suministros de crudo en Estados Unidos se redujeron por 1,5 millones de barriles la semana pasada, menos que la esperada caída de 2,2 millones de barriles. Los suministros de gasolina también bajaron.

La caída en los inventarios no significa necesariamente una mejora fundamental en la demanda.

Es típico ver reducciones de los inventarios de crudo en esta época del año, pues las compañías vacían sus almacenes por razones de impuestos. Aunque los suministros han caído casi 14 millones de barriles en las últimas cuatro semanas, siguen comparativamente altos respecto a años previos.

Los precios del crudo han subido más del doble respecto a sus bajas de hace un año, y la mayoría de los analistas predicen que el crudo promediará entre 75 y 85 dólares en el 2010.

Expertos dicen que la OPEC haría bien en asegurarse de que sus miembros — muchos de los cuales han excedido las cuotas acordadas de producción para aprovechar el alza de precios — respetan mejor las cuotas el año próximo.

En Londres, el crudo Brent del Mar del Norte para febrero subió 35 centavos, hasta 78,38 dólares por barril.

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?