| 7/2/2008 12:00:00 AM

Críticas de sindicatos de Estados Unidos a la visita de McCain a Colombia y México

WASHINGTON - Dos influyentes dirigentes laborales criticaron el miércoles al candidato presidencial republicano John McCain por su visita a Colombia y México para promover el libre comercio que, según dijeron, ha desplazado a millones de trabajadores estadounidenses en las últimas dos décadas.

James P. Hoffa, presidente de la federación sindical de los Teamsters, dijo que estaba "alarmado" por el viaje de McCain a Colombia un país que "es un violador extremo de los derechos humanos".

"Es también el lugar más peligroso del mundo para ser sindicalista", dijo en una conferencia telefónica, en la que participó desde Colombia el dirigente petrolero Jorge Gamboa. "Desde 1986 han muerto más de 2.500 sindicalistas, y este año ya se cuenta 27 asesinados".

Linda Chávez, vicepresidenta de AFL-CIO, la central sindical de Estados Unidos, dijo en otra conferencia separada que la visita de McCain a Colombia y México era un indicio de la "continuidad" de las políticas que ha seguido para la región el presidente George W. Bush y que han sido rechazadas por la comunidad interamericana.

Indicó que los tratados de libre comercio que estaba promoviendo McCain han ocasionado la pérdida de empleo de 2,5 millones de trabajadores en Estados Unidos, pero el senador republicano aún así "quiere todavía seguir las mismas políticas" de Bush.

El movimiento sindical en Estados Unidos es un bastión de los candidatos del Partido Demócrata, que para las elecciones de noviembre tiene su abanderado en Barack Obama, senador del estado de Illinois.

La fuerte oposición sindical al libre comercio ha hecho que el tratado con Colombia fuese congelado por la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, cuando Bush trató de forzar su debate y aprobación valiéndose de la ley de promoción comercial o "fast track" bajo la cual fue negociado.

Algunos analistas han estado comentando que el tratado colombiano sería llevado a debate legislativo después de las elecciones presidenciales de noviembre y antes de que el reemplazante de Bush asuma el control de la Casa Blanca en enero.

Hoffa coincidió con esas versiones y dijo que si bien el tratado puede ser debatido, el movimiento laboral estadounidense seguía insistiendo en la necesidad de "una política comercial totalmente nueva" por parte de Estados Unidos.

(AP)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?